Józsefváros, el distrito de Budapest que cambia día a día

La Biblioteca Metropolitana Szabó Ervin es uno de los sitios más famosos del barrio de Józsefváros. Foto: Wikipedia

Józsefváros, el distrito de Budapest que cambia día a día

El distrito VIII de la capital de Hungría transita de una identidad multicultural a uno de los barrios que están marcando tendencia en la ciudad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

31/01/2020 - 14:12h

Józsefváros no es el primer lugar al que un turista se dirigirá si visita Budapest por primera vez. Pero una vez que se haya conocido el Parlamento, el Puente de las Cadenas, el Monte Gellért, el Castillo de Buda y la Basílica de San Esteban, se puede descubrir esta zona cercana al Barrio Judío, oficialmente conocida como Distrito VIII.

Sus edificios presentan interesantes ejemplos de la arquitectura previa a la Primera Guerra y el gris racionalismo de la etapa de influencia soviética; muchos de ellos exponentes del estilo secesión, el equivalente centroeuropeo al art nouveau.

[Para leer más: Cinco razones por las que enamorarse del barrio judío de Budapest]

El Barrio de los Palacios

La presencia de estas residencias le valen a Józsefváros el nombre de Barrio de los Palacios, construidos en el siglo XIX, como los que se encuentran detrás del Museo Nacional en la plaza Pollack Mihály; o a lo largo de la pequeña calle Ötpacsirta, llena de árboles de los jardines.

La biblioteca Szabó Ervin permite descubrir cómo vivían las familias aristocráticas del Imperio Austrohúngaro a fines del siglo XIX

Allí se encuentra la Cámara de los Arquitectos de Hungría, con sus jardines abiertos al público donde la vegetación se apoderó de la antigua casona.

Biblioteca Metropolitana Szabó Ervin

La elegancia de la Biblioteca Metropolitana Szabó Ervin.

Herencia imperial

Para ver cómo vivían las personalidades aristocráticas que florecieron en este barrio durante el Imperio Austrohúngaro se puede conocer la Biblioteca Metropolitana Szabó Ervin, que perteneció a la familia Wenckheim.

En el cuarto piso se encuentran los muebles originales de fines del siglo XIX, con un salón de baile de candelabros y un cuarto de fumar lleno de elaborados detalles dorados en las paredes.

Cafés hipster

En este barrio hay seis universidades y casas de altos estudios, lo que otorga un dinamismo juvenil que tienen pocos barrios. El lugar está dejando su fama de lugar peligroso y abandonado, a pesar de que todavía hay muchos bloques de viviendas baratas y calles mal iluminadas.

lumen cafe

Lumen Café, uno de los sitios de moda en Budapest. Foto: Lumen Café

Seguramente hay menos cafés y restaurantes que el concurrido Barrio Judío, pero cada vez hay más locales innovadores y de aires hispters frente a bares y casas de comidas de comunidades inmigrantes, desde pakistaníes a chinos, además de un importante colectivo romaní.

Uno de estos sitios es Lumen Café, que sirve interesantes desayunos y brunchs con grandes platos elaborados con huevos y cafés especializados para tomar en el jardín trasero. Allí periódicamente se organiza un mercadillo de productos de segunda mano y conciertos de música.

[Para leer más: Cinco cafés para enamorarse de Budapest]

También se pueden probar los cafés gourmet que elabora Műterem Kávézó, donde en sus mesas redondas de mármol se puede degustar esta bebida caliente elaborada con precisión de joyero.

Arte y bohemia en el Muterem Kavezo

Arte y bohemia en el Muterem Kavezo 

Otro lugar buscado por estudiantes es Krúdy Söröző, de precios económicos y un aire a los anodinos locales de los años ’80.

En Lumen Café se organizan mercadillos de productos vintage y conciertos musicales

También se recomienda conocer el Café Csiga, en la plaza Rákóczi, con buenos platos de la cocina tradicional húngara que van más allá del clásico goulash.

Allí se encuentra el mercado de Rákóczi, que no es el más animado de la ciudad, pero que tiene una vida interesante y locales como Lángos Sütöde, donde se elabora un riquísimo pan frito con queso fundido.

Rincón de paz

El cementerio de Kerepesi es el más famoso de Budapest, más allá de la fama del camposanto judío. Allí reposan grandes figuras de la literatura, las artes y la música de Hungría, con mausoleos que pueden ser pomposos o con elegantes estatuas de ángeles y victorias.

Kerepesi Cemetery 1 2007

Tranquilidad en el cementerio de Kerepesi. Foto: Wikipedia

Para llegar allí hay que transitar por la calle Népszínház, tradicional hogar de las minorías étnicas que, a pesar de la presión inmobiliaria, resisten con sus coloridos comercios y restaurantes. Porque a pesar de los cambios del Distrito VIII, algunas tradiciones siguen persistiendo.