Kellogg's abre un café…donde sólo sirven cereales y leche

Kellogg's abre un café…donde sólo sirven cereales y leche

La marca de cereales quiere renovar su imagen y presenta un café en el corazón de Manhattan, donde lo único que se puede elegir es la clase de cereal que se quiere comer

Cerodosbé

Barcelona

03/07/2016 - 19:37h

A range of cereals at the Kellogg's Café

En una de las zonas más caras de Manhattan, entre teatros, torres de empresas financieras y tiendas de moda, Kellogg’s abre un café donde no se sirve café, sino solo cereales con leche.

Se puede elegir entre el clásico Corn Flake, los All Bran con fibra o los azucarados Choco Krispies, entre otros, y se sirven –con un botellín de leche- en dos clases de cuencos, que cuestan entre 5,5 y 7 euros, y se pueden comer en el local o llevar al trabajo.

La empresa también ofrecerá un servicio de entregas a domicilio, pero primero quieren ver si el público neoyorquino se engancha con la idea.

La estrategia de la multinacional de la alimentación es ganar terreno frente a las caídas de ventas de los cereales, debido a que los consumidores prefieren otras opciones más naturales –como frutas- y con menos azúcares para el desayuno.

La idea de una cafetería de cereales (o quizás se debería llamar ‘cerealería’) no es nueva, ya existe en Londres con los dos locales que tiene la marca Cereal Killer Café. Pero Kellogg’s busca darle un toque de marketing al invitar a la mediática chef Christina Tosi (dueña del Momofuku Milk Bar) y al asesor gastronómico Anthony Rudolf para que ayuden a impulsar el emprendimiento con sus ideas.

Como en cualquier fast food, los empleados atienden con gorrita reglamentaria y camisetas con el logo de la empresa, y cuando el pedido está listo, suena un vibrador que se entrega al pagar la comanda.