La Bauhaus celebra sus cien años con un nuevo museo en Dessau

Museo Bauhaus de Dessau. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz.

La Bauhaus celebra sus cien años con un nuevo museo en Dessau

El estudio barcelonés Addenda Architects firma el proyecto que suma un museo a las celebraciones del centenario de la Bauhaus

Mar Nuevo

Madrid

11/09/2019 - 17:20h

Sede de la Bauhaus entre 1925 y 1932, la ciudad alemana de Dessau concentra la segunda mayor colección de objetos ligados a la influyente escuela de arquitectura y diseño fundada por Walter Gropius. Ahora, y cien años después de su fundación, un nuevo y flamante museo pondrá en valor su legado.

Concebido como un museo dentro de un museo, el edificio se oculta en una colosal caja de cristal rectangular que sirve de espejo a otros edificios emblemáticos del corazón de la ciudad, como la torre del ayuntamiento, la antigua sede de correos o los cuarteles de tiempos de la República Democrática Alemana.

Un gran cubo de cristal incluye dentro una 'caja negra' que guarda, de forma hermética, la colección de objetos procedente de la prestigiosa escuela

[Para leer más: Un siglo de la Bauhaus en seis edificios alrededor del mundo]

Del otro lado, el parque próximo le ayuda a trazar una línea entre la ciudad y la naturaleza, simbolizando una interacción que varía en la medida en que los árboles se reflejan con más o menos intensidad en el cristal.

BMD Architecture Bauhaus Museum Dessau. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz.
El proyecto es obra del estudio de arquitectura español Addenda Architects. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz. 

Dentro una segunda caja - Black Box- totalmente de hormigón pende de la primera, apoyada sobre pilotes y suspendida a 5 m de altura sobre las cabezas de los visitantes.

Sus 1.500 m2 de espacio totalmente hermético que incluso evita la entrada de luz natural genera las mejores condiciones para la conservación de las piezas que integran la colección de la Fundación Bauhaus Dessau.

La planta baja, sin embargo, se diseñó como un espacio abierto, flexible y transparente. Acoge un vestíbulo, el mostrador de venta de entradas, una cafetería y una tienda, así como 600 m2 que se dedicarán a exposiciones temporales, pero también espectáculos de danza, conciertos, teatro, debates, conferencias o proyecciones de películas.

Sello español

Construido en solo dos años, el edificio, que se recubre de un total de 571 paneles de vidrio que proporcionan aislamiento térmico y seguridad, es obra del estudio barcelonés Addenda Architects, ganador de un concurso que valoró 831 proyectos de todo el mundo. Lo integran los arquitectos Roberto González, Anne Hinz, José Zabala, Cecilia Rodríguez y Arnau Sastre.

Según González, “nuestro concepto básico para el museo era crear un espacio grande y flexible para que las exhibiciones y talleres pudieran llevarse a cabo sin sentirse restringidos de ninguna manera por la arquitectura”.

Bauhaus Museum Dessau. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz.
Bauhaus Museum Dessau. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz. 

Su idea, añade, no era replicar la arquitectura Bauhaus con su diseño y, sin embargo, califican el resultado de “muy Bauhaus”, algo que achacan, en parte, a la influencia de Mies van der Rohe, último director de la prestigiosa escuela y arquitecto del Pabellón de Alemania en la Exposición Universal de Barcelona de 1929.

Sus creadores hacen, además, hincapié en los recursos limitados con que contaban para afrontar la obra: “nuestro edificio tiene que ver con la proporción, el posicionamiento y el espacio. No se trata tanto de utilizar materiales de la más alta calidad”, señala González.

Y el resultado muestra, a su juicio, que una combinación correcta de materiales, espacios y colores puede lograr un “resultado sobresaliente con recursos limitados”. Y eso sí que es “muy Bauhaus”.

Bauhaus Museum Dessau. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz.
El museo se basa en la idea de un edificio dentro de otro. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz. 

[Para leer más: Frank Lloyd Wright, el arquitecto que dio sentido a la modernidad]

Colección

El espacio servirá par exhibir la colección de objetos ligados a la Bauhaus propiedad de la ciudad, en la que tuvo lugar el periodo más prolífico de la escuela, entre 1925 y 1933.

Antes había estado en Weimar -que también inauguró este año su propio museo dedicado a la Bauhaus y diseñado por Heike Hanada- y después se trasladó a Berlín, donde fue cerrada por los dirigentes nazis.

Según uno de los comisarios de la institución, Wolfgang Thörner, haber reunido esta ejemplar colección es todo un orgullo porque, a diferencia de Weimar, Dessau no conservó ni uno solo de los objetos producidos en el seno de la academia.

Fue un colosal esfuerzo del gobierno local que, en 1976 y con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Bauhaus, comenzó a adquirir piezas.

Museo Bauhaus en Dessau.
En la planta baja, un espacio conocido como Open Stage acogerá todo tipo de eventos. Foto: Thomas Meyer | Ostkreuz. 

La primera exposición del museo, denominada Lugar de experimentación, muestra 1.200 de esas piezas, a través de las que aborda la historia de la escuela y su filosofía de enseñanza.

“Nuestra meta era mostrar a esa institución en su contexto político original y los desafíos económicos, sociales y culturales que enfrentaba”, explica la comisaria de la exposición, Regina Bittner.