La calle más famosa de San Francisco cobrará peaje

Lombard Street, en San Francisco, tiene ocho curvas para sortear la pendiente de 27 grados.

La calle más famosa de San Francisco cobrará peaje

Lombard Street, la empinada calle con ocho curvas cobrará hasta 10 dólares a cada coche. La medida busca frenar la saturación turística

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/01/2019 - 14:29h

La calle más famosa de San Francisco sufre las consecuencia de la popularidad. Lombard Street recibe dos millones de turistas cada año, pero la congestión de visitantes lleva a los vecinos y el Ayuntamiento a proponer un peaje para frenar el aluvión de coches.

Lombard Street es una calle de 182 metros que, para sortear la pendiente de 27 grados, tiene ocho giros en zigzag, que obliga a los coches a transitarla a no más de ocho kilómetros por hora. Rodeada de canteros de flores, parece como una serpiente de ladrillos rojo en medio del barrio Russian Hill.

Para leer más: Cómo hizo San Francisco para meter en cintura a Airbnb

El caprichoso trazado de Lombard Street fue escenario de varias películas como Bullitt (1968) y Vértigo (1958). Y por supuesto, de numerosas tomas de la serie Las Calles de San Francisco.

 

Homenaje a Bullitt: varios Ford Mustang descienden por Lombard Street

Problemas en el vecindario

Los turistas que quieren descender en coche crean un caos en el vecindario: las colas para llegar hasta la famosa calle pueden alcanzar las cuatro manzanas, con el lógico tapón para la circulación por la zona, sumado a la contaminación por tantos motores en marcha y los toques de bocina de algún conductor impaciente.

San Francisco gestionará el aluvión turístico de Lombard Street como Barcelona con el Park Güell: cobrando un peaje

Lombard Street “siempre fue una atracción turística, pero por algún motivo, en los últimos años la popularidad se disparó e impacta en el vecindario”, describe el portavoz de la autoridad de San Francisco, Eric Young, a Los Ángeles Times

Peaje en marcha

¿Cómo gestionar las multitudes turísticas? Con la misma receta que Barcelona aplicó con el Park Güell: cobrar un peaje, aunque más bien parece ser una entrada.

La propuesta que el Ayuntamiento tiene en carpeta contempla cobrar cinco dólares (4,3 euros) a cada coche y limitar las presencias a 4.800 vehículos por día.

lombard street1
Desde el aire Lombard Street parece una serpiente roja en medio de la ciudad.

Otra opción es cobrar cinco dólares los días de semana y diez (8,74 euros) los fines de semana, y en la franja de las 9:00 a las 21:00 horas. Eso sí, por día no podrán pasar más de 2.400 coches.

Los peatones que transitan por las escaleras del costado, también de ladrillo rojo, seguirán circulando libremente.

Vermont Street tiene una curva menos que Lombard Street pero su pendiente es más pronunciada

Como si fuera un museo, los interesados pueden comprar el pase por internet o por medio de una app, y tendrá una franja horaria para llegar con su coche, bajar por la pendiente, hacer las fotos de rigor y seguir su camino.

Otra calle (casi) igual de sinuosa

Lombard Street se presenta como la calle más sinuosa de Estados Unidos, pero no muy lejos le compite Vermont Street, que también es una especie de montaña rusa de la trama de San Francisco.

A diferencia de Lombard, esta última tiene un giro menos, pero su pendiente es más pronunciada. Construida en hormigón, es menos bonita que Lombard pero también vale la pena visitarla. Y por ahora es gratis.