La calle San Vicente, la nueva 'milla de oro' valenciana

La calle San Vicente, la nueva 'milla de oro' valenciana

Los hosteleros pagan hasta 100 euros por metro cuadrado en el alquiler de locales comerciales en esta vía para situarse en una de las zonas más turísticas

CARLOS AGUILÓ

04/04/2012 - 20:15h

El mercado de alquiler de locales comerciales en Valencia cotiza a la baja desde que comenzó la crisis en 2008, pero también tiene algunas excepciones. “Hay microclimas que se escapan de la norma”, apuntan los expertos. El caso más llamativo es el de la calle San Vicente, entre la plaza del Ayuntamiento y la plaza de la Reina, que se ha revalorizado un 25% en los últimos cinco años y se ha convertido en la calle más deseada de la ciudad

En los últimos años, el alquiler de bajos comerciales en esta zona ha pasado de costar una media de 80 euros por metro cuadrado a 100. “Es un caso completamente atípico y supone un incremento anual del 5%”, explica Alain Tabernero, experto inmobiliario y fundador de Servicios Alain, quien ha llevado a cabo el famoso alquiler que ha supuesto la primera tienda de Apple en Valencia.

La calle San Vicente se ha convertido en la nueva milla de oro de Valencia gracias al turismo extranjero procedente de los cruceros y los vuelos de low cost. “En épocas de crisis el consumo en moda se resiente. En cambio, el turismo es un buen paraguas bajo el que refugiarse”, explica Tabernero. Por ello esta calle se ha llenado de nuevas ofertas de hostelería para dar servicio a los turistas: tabernas, bares de tapas, comida para llevar, cafeterías y heladerías. Incluso algunas multinacionales como Starbucks también están presentes en la calle.

Colón cae un 40%

Además, San Vicente cuenta con la ventaja de estar enmarcada entre los puntos más visitados por la ciudad: la Catedral, el Miguelete la Lonja, la plaza del Ayuntamiento o la Plaza de Toros. Con ello ha conseguido poner entredicho la supremacía que hasta ahora tenía el auténtico centro comercial, situado principalmente en calles como Colón o Juan de Austria.

De hecho, el alquiler de los bajos comerciales más caros de esta zona ha pasado de los 200 euros por metro cuadrado que se pagaban en 2007 antes del estallido de la burbuja inmobiliaria hasta los 125 euros actuales, una caída del 38%. Aunque Colón, al ser una gran avenida, tiene distintas tarifas. “Una tienda siempre paga en función de cuantas personas pasan por su puerta”, recuerda Tabernero.

Problemas en mercado secundario

En cualquier caso, la demanda de alquiler en calles como San Vicente y Colón sigue muy por encima de su oferta, según apuntan los expertos. No sucede lo mismo en el mercado secundario situado en las grandes avenidas como Marqués del Turia, Pesset Aleixandre o Avenida del Puerto.

“El precio de los locales en estas zonas puede bajar ahora hasta los 12 y 15 euros por metro cuadrado. La diferencia es abismal”, apunta Tabernero. Sin embargo, el verdadero problema es la falta de demanda en tiempos de crisis. Un local en esta zona puede estar una media de seis meses vacío hasta encontrar un nuevo huésped.