La contaminación vuelve fluorescente el mar de Hong Kong

La contaminación vuelve fluorescente el mar de Hong Kong

Un organismo con forma de corazón provoca el resplandor en la costa asiática

Redacción

Barcelona

31/01/2015 - 18:44h

Resplandor cerca de la costa de Hong Kong. Tyrone Siu | Reuters
En las últimas semanas, la costa de Hong Kong resplandece con una misteriosa belleza. Unos pequeños organismos, con forma de corazón y cola, han teñido el mar de azul fluorescente. La floración corresponde a la especie Noctiluca scintillans, un dinoflagelado marino de tono azul o verde que exhibe bioluminiscencia cuando se ve perturbado, por ejemplo, por el paso de embarcaciones, o al romper las olas en la costa. Es decir, si le molestan, provoca el brillo azul que durante las últimas dos semanas se ha percibido en la costa del país asiático.

Su crecimiento ha sido estimulado por los contaminantes orgánicos. Grupos ecologistas y académicos coinciden en que "Hong Kong y todo el delta del río Pearl tienen un problema con las aguas residuales", según explicó David Baker, del Instituto Swire de Ciencias Marinas de la Universidad de Hong Kong.

En realidad, más allá de convertirse en síntomas de los vertidos en las aguas, los organismos no son peligrosos y no producen neurotoxinas. Sin embargo, cuando mueren se hunden en el mar, descomponiéndose y consumiendo grandes cantidades de oxígeno. "Ahí es cuando tenemos la formación de estas zonas muertas, donde todo lo que está viviendo, cualquier especie de peces o cangrejos que viven en el fondo, está en riesgo de morir a causa de la bajada de oxígeno asociada a la descomposición", explicó Baker. El otro peligro, es que atraigan a depredadores que sí que produzcan neurotoxinas.

El resplandor azul no puede verse con un mar en calma. Sucede, generalmente, al paso de las olas o bien por efecto de alguna embarcación. Este fenómeno provocó que muchos ciudadanos lanzasen piedras al agua para perturbar a los organismos y ver como el mar resplandecía.