La crisis sísmica hace perder un millón de euros al sector turístico de El Hierro

La crisis sísmica hace perder un millón de euros al sector turístico de El Hierro

El fenómeno natural ha provocado la cancelación de unas 1.600 reservas en el segundo semestre del año

La crisis sísmica que sufre El Hierro ha derrumbado los cimientos de su frágil economía, dependiente en gran medida de los aproximadamente 7.000 turistas que la visitan cada año. Los empresarios calculan que en el segundo semestre de 2011, el fenómeno natural ha provocado la cancelación de las vacaciones en la isla de unos 1.600 turistas, lo que supone la pérdida de unos ingresos cercanos al millón de euros.

La llegada de visitantes había crecido en el primer semestre del año a un ritmo de en torno a un 20% respecto al mismo periodo de 2010, y las reservas apuntaban en el ecuador del año a que se superarían los 2.000 turistas en el tramo final de este 2011. Pero la misma naturaleza que ha consolidado a El Hierro como uno de los destinos verdes más espectaculares de España, ha destruido estas previsiones.

Los teléfonos de los complejos de la Isla apenas suenan, y cuando lo hacen, traen malas noticias. "La gente está a la espera. Sólo llaman clientes para cancelar reservas, y lo hacen a medida que se va acercando la fecha prevista de la llegada, con lo cual, nuestra incertidumbre es total", explica Juan Ramón Abreu Gutiérrez, propietario de nueve apartamentos en La Restinga, el pueblo marinero del sur que hasta antes de la erupción en el Mar de las Calmas era el principal núcleo turístico de la Isla.

Segunda evacuación de La Restinga


Casi dos semanas después de que las autoridades permitieran a los ciudadanos volver a esta zona de la costa -tras la primera evacuación de principios de octubre-, los alojamientos y los nueve centros de buceo instalados allí siguen sin recibir clientes. De hecho, muchos vecinos se resistían a volver al pueblo tras la reactivación de la erupción en el mar de los últimos días, y que ha terminado por aconsejar una segunda evacuación de la población este sábado día 5 de noviembre.

En el resto de la Isla "tampoco quedan ya apenas turistas". En el municipio de Frontera, al noroeste, donde se han sentido terremotos que superan los cuatro grados, Juani Rodríguez, dueña de los apartamentos Jucar, describe la situación: "Estamos peor que hace un mes, prácticamente sin clientes desde hace semanas".

La ocupación turística se reduce al 3%

Lo normal era que a estas alturas del año, la ocupación turística media oscilara "entre el 50 y el 60%". Durante todo el mes de octubre, el porcentaje ha caído "al 3%". El presidente de la Asociación de Turismo Rural de El Hierro, Enrique Febres, reconoce que las previsiones empeoran por momentos. "La gente tiene miedo a viajar a la Isla por la incertidumbre y la información que está recibiendo sobre la situación". Investigadores, científicos y periodistas ocupan "menos de un 10%" de las plazas que ofrecen las 70 casas rurales repartidas por la Isla.

Los 10 centros de buceo que se concentran en La Restinga se han quedado sin ingresos. Unas 600 personas acudían hasta ahora a El Hierro cada año para disfrutar de los fondos marinos.

La compañía aérea Binter Canarias apenas superó el 50% de ocupación media en las tres conexiones diarias entre El Hierro y las islas de Tenerife y Gran Canaria, lo que supone una reducción de unos 8 puntos porcentuales respecto al mismo mes del pasado año, informaron fuentes oficiales de la aerolínea.

¿Y las ayudas?

Los negocios de la Isla desconfían además de la eficacia de las ayudas económicas previstas por las administraciones públicas para paliar el desastre. "Las condiciones para acceder a las subvenciones prácticamente dejan fuera a muchos pequeños negocios familiares, y además, los trámites burocráticos que se exigen en estos casos son interminables, se pueden alargar durante años", advierten los afectados.

El Hierro suma unas 1.200 plazas de alojamiento regladas, repartidas en 14 hoteles que suman unas 350 plazas y cerca de un centenar de pequeños complejos de apartamentos, con unas 800 plazas turísticas. A las pérdidas de estos alojamientos hay que sumar las de los 109 negocios dedicados a la hostelería en El Hierro, entre cafeterías y restaurantes.