La crisis, un oasis para el turismo enológico

La crisis, un oasis para el turismo enológico

La reducción de gastos a la hora de viajar de los españoles favorece las escapadas cortas a bodegas. Además de las catas, ofrecen paseadas por los viñedos o sobrevolarlos en globo

REDACCIÓN

08/04/2012 - 22:12h

Las bodegas de Valencia empiezan a despuntar en el turismo enológico
El tijeretazo en los presupuestos para vacaciones de las familias españolas ha beneficiado al turismo enológico. Tradicionalmente, se trata de un sector de escapadas cortas, por lo que encaja en en el contexto de crisis. Esta Semana Santa los bodegueros han hecho el agosto, igual que los fines de semana y puentes cortos, como el de San José o el próximo uno de mayo.

Parte de los buenos resultados del sector se debe a los enopacks, las visitas a las bodegas más estancia en un hotel cercano. Tanto en los que se ofrecen en las agencias de viajes como en las cajas regalo que se comercializan en los canales tradicionales y otros puntos de venta masiva.

Más oferta

El presidente de la Asociación Española de Enoturismo y Turismo Gastronómico, José Antonio Cruz, reconoce en declaraciones a Europa Press el buen momento que viven. “La demanda de este tipo de viajes se ha incrementado respecto a años anteriores”, afirma.

Para mejorar la oferta tradicional, los operadores han añadido a las catas de vino actividades más singulares "como los paseos a caballo por los viñedos o sobrevolarlos en globo".

Destinos

"Los destinos ubicados en Ribera del Duero son de los más buscados”, explica el el director del buscador de bodegas y viajerosdelvino, José Lacomba. Además de Catalunya, otro de los territorios con más tradición vinícola, también despuntan otros destinos. “Ha cobrado mucha fuerza los situados en la Comunidad Valenciana, donde parece que la gente está buscando una alternativa al turismo de sol y playa'", explica el directivo.

El siguiente paso que darán es comercializar estos paquetes vacacionales por toda Europa.