La Dirección General de Turismo, sin voz ni voto en la confección de la tasa catalana

La Dirección General de Turismo, sin voz ni voto en la confección de la tasa catalana

La consejería de Economía ha liderado la creación del nuevo gravamen, con una participación secundaria del departamento que encabeza el consejero Francesc Xavier Mena

Joan Oliva

13/01/2012 - 20:04h

La tasa turística catalana no podrá atribuir su paternidad a la consejería de Empresa y Ocupación que encabeza Francesc Xavier Mena, y de la que depende orgánicamente la dirección general de Turismo. Sus responsables han tenido poca voz y menos voto. El proyecto se ha ideado y gestado directamente en el departamento que dirige Andreu Mas-Colell, encargado de ajustar las cuentas públicas y necesitado de encontrar recursos a toda costa para dotar de fondos a la maltrecha economía de la Administración autonómica. Según fuentes conocedoras de las deliberaciones, el papel de los máximos responsables del departamento de Turismo ha sido meramente testimonial, sin aportes decisivos en la decisión política y en su ejecución.

Los expertos consultados por 02B opinan que ha sido un error dejar a la dirección general de Turismo, y por ende, a sus máximos representantes, al margen de las discusiones más decisivas relativas a la aplicación de la medida. Es cierto que se les ha consultado, pero de un modo más formal que otra cosa.

En este sentido, Economía ha acudido a toda suerte de materiales disponibles como fuentes de inspiración y legitimación para la redacción del proyecto. Entre ellos, uno de los primeros estudios realizados en Cataluña sobre aplicación de una tasa turística, obra del experto de Esade, Josep Frances Valls. Curiosamente, la misma escuela de negocios que ha nutrido -y hasta se ha vanagloriado de ello- de altos cargos al departamento de Empresa y Ocupación que, a la postre, ha tenido un papel muy secundario en este proceso.

Mas defiende la tasa en Madrid

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, defendió el jueves desde Madrid este tributo, y ha justificado su implantación porque “no hay otra manera de promocionar el turismo, proporcionar incentivos a las compañías aéreas para volar a Cataluña y que se establezcan más rutas, o mantener los atractivos turísticos de la comunidad”
  
El mandatario catalán ha apelado a "un mínimo de corresponsabilidad para generar recursos que sirvan para apoyar ese sector", y ha recordado que impuestos de este tipo ya se aplica en otros países europeos.