La fiesta en Ibiza resiste

La fiesta en Ibiza resiste

Las dudas que asolaban el ocio nocturno de la isla se disipan

Redacción

15/08/2012 - 20:47h

Una vista aérea de Usuhuaïa
Los meses previos a la temporada de verano no hacían prever nada bueno para el ocio nocturno en Ibiza. Las principales discotecas se pusieron en pie de guerra con el Gobierno balear por la proliferación de negocios que no contaban con las licencias necesarias y, por lo tanto, se producía una situación de competencia desleal. Un síntoma que mostraba cierto nerviosismo por la marcha de la temporada.

Sin embargo, las dudas se han disipado rápidamente con una buena entrada en los locales nocturnos, una ocupación hotelera que llega a los mismos números que la temporada pasada y un récord de pasajeros en el aeropuerto.

Las discotecas


El ejemplo más claro es el Usuhuaïa Beach Club. La puesta a punto de este templo nocturno del empresario Abel Matutes ascendió este año a 21 millones de euros. Sin embargo, el ex ministro no erró en su apuesta y ya se está planteando remodelar el hotel que tiene justo al lado para incorporarlo al recinto.

Pero Usuhuaïa no es el único club donde las cosas van viento en popa. Cuando acabe la temporada de verano --poco más de 100 días--, entre las cinco grandes discotecas --Amnesia, Privilege, Pachá, Space y el Es Paradis-- de la islas habrán pasado mas de un millón de personas y cada una recaudará casi 20 millones de euros sólo en entradas.

Pasajeros y hoteles

Otro dato para tener en cuenta es que, mientras la red de aeropuertos de AENA perdió pasajeros durante los siete primeros meses de año, el de Ibiza (así como todos los de las Baleares) batió su récord histórico del mes de julio con un millón de pasajeros.

Por su parte, la ocupación hotelera ha remontado tras un inicio de temporada malo. El mes de julio regresó por sus fueros con un 91,9%, lo que representa una bajada del 0,7 por ciento respecto a julio de 2011 --uno de los mejores años de la década--. En este sentido, el presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera, Roberto Hortensius, se mostró satisfecho y reconoció que el mes había sido mejor de los esperado.