La Fórmula 1 recupera su atractivo tras el frenazo de los últimos años

La Fórmula 1 recupera su atractivo tras el frenazo de los últimos años

La promoción en el extranjero salva la caída de venta de entradas entre los españoles, que ya sólo representan un tercio de la grada

Gabriel Trindade

11/05/2012 - 20:08h

Por número de espectadores, el Gran Premio de Cataluña, que se celebra este fin de semana, es la cuarta prueba en el mundial de Fórmula 1. Sin embargo, en los últimos años, la fiebre por el motor en España se ha apagado y el circuito de Montmeló (Barcelona) lo ha pagado con una sangría de espectadores que le ha llevado hasta números negativos. Por eso, durante este año se ha desarrollado una intensa campaña de promoción de la prueba automovilística por todo el mundo con la cooperación de la Agència Catalana de Turisme. El resultado no es para echar cohetes pero sin duda salva las cuentas para este año.

Las venta de entradas en el extranjero ha aumentado un 25%, lo que significa que dos terceras partes de la grada de Montmeló no hablará español. “Ha sido muy importante este trabajo en el extranjero, ya que es el tipo de público que reserva con antelación y te permite tener una estabilidad económica”, explican fuentes del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), entidad que se encuentra detrás de la gestión de la prueba automovilística.

Aumento de reservas hoteleras


El aumento de extranjeros durante el fin de semana para ver la carrera también se ha traducido en una mayor tasa de ocupación hotelera. Según el Gremi d'Hotel de Barcelona, se pasará del 80% del año pasado hasta el 90% de reservas. De hecho, hay bastantes hoteles que tienen actos relacionados con la Fórmula 1 programados estos días. Otro dato significativo es que durante este fin de semana los aeropuertos de Barcelona y Girona registrarán 126 operaciones de aviación privada por el evento.

La recuperación en términos económicos de la prueba se traduce este año en 85.000 espectadores por día. Una cifra muy lejana de los 140.000 del 2007 pero que al menos ataja varios años de caída. El último, el año pasado con 78.000. “El cambio de tendencia negativa nos muestra que el camino escogido de internacionalización es correcto”, explica el presidente del Consorcio del Circuit de Catalunya, Vicenç Aguilera.

Impacto económico

En este sentido, el máximo responsable de la entidad explica que la mejora económica es un aliciente para negociar la alternancia anual del circuito en el mundial de Fórmula 1 con el presidente y director ejecutivo de la Formula One Management y Formula One Administration, Bernie Ecclestone. “Hasta ahora, la alternancia de la prueba es positiva por las pérdidas que obteníamos estos últimos años”, dice Aguilera, quien asegura que aún se está muy lejos de alcanzar un acuerdo con el máximo representante de este deporte y el circuito de Valencia

Las diferentes carreras del circuito de Montmeló generan un impacto económico en Cataluña de 132 millones de euros al año. “Se estima que el Gran Premio de Fórmula 1 es el 40 o 50 por ciento de esa cifra”, afirma el presidente del Consorcio.