La mayoría de las 39 víctimas mortales en Túnez son turistas británicos

La mayoría de las 39 víctimas mortales en Túnez son turistas británicos

El Reino Unido evacuará a sus ciudadanos del país tras el atentado del viernes en Susa

Redacción

Barcelona

27/06/2015 - 13:10h

Flores en el lugar del ataque, donde fallecieron la mayoría de turistas

La mayoría de las 39 víctimas mortales del atentado con arma automática del viernes en Susa (Túnez) son turistas británicos. El Ministerio del Interior tunecino ha confirmado que también hay fallecidos de nacionalidad alemana y belga, aunque ha rechazado dar cifras exactas. Mientras, David Cameron, primer ministro británico, ha reunido a su gabinete el sábado para evacuar del país a los turistas que lo deseen.

La nueva cifra de muertos causados por el tiroteo, que tuvo lugar en la playa del hotel español Riu Imperial Mahaba, confirma que más de cinco turistas británicos han perdido la vida, como avanzó el viernes la BBC. El presidente español Mariano Rajoy informó horas después del ataque que entre los fallecidos no hay víctimas españolas.

Por otro lado, las autoridades tunecinas han revelado que hay 36 heridos, dos de ellos en estado crítico.

Indiscriminado

A medida que pasan las horas se conocen más detalles de como el 'lobo solitario' del Estado Islámico perpetró la masacre. Al parecer, el militante llegó a la playa con una ametralladora kalashnikov escondida en una sombrilla plegable. Después, abrió fuego sin contemplaciones sobre los turistas que se encontraban en el arenal.

El agresor, un estudiante procedente de la localidad de Kairouan, al norte del país y no lejos del lugar del atentado, se adentró después en la pisicina del hotel, donde disparó contra cuatro personas más, quitándoles la vida. La policía tunecina logró finalmente abatir al terrorista. Además, practicó dos detenciones más cerca del lugar del ataque.

Riu Hotels, la cadena mallorquina propietaria del establecimiento donde ocurrió el ataque, ha confirmado que hay 13 personas heridas, entre ellos nueve huéspedes y cuatro trabajadores del hotel. La cadena, que albergaba a 565 clientes en el alojamiento –un 77% de ocupación-- espera poder dar cifras definitivas de heridos y víctimas mortales el sábado.