La obra de Van Gogh cobra vida sobre un canal de Ámsterdam

'La noche estrellada' pone el foco en la contaminación lumínica. Foto Amsterdam Light Festival/ Janus van den Eijnden.

La obra de Van Gogh cobra vida sobre un canal de Ámsterdam

‘La noche estrellada’ del pintor es una de las 30 instalaciones que iluminan los canales de la ciudad con motivo del Amsterdam Light Festival

Reinventada por los artistas serbios Ivana Jelic y Pavle Petrovic y bajo la forma de instalación LED de gran formato, ‘La noche estrellada’ de Van Gogh sale del museo y cobra vida para iluminar, solo hasta el próximo 20 de enero, las noches de Ámsterdam.

La deslumbrante puesta en escena, que integra un total de 1.400 barras acrílicas iluminadas por pequeñas luces, forma parte del evento anual Amsterdam Light Festival, que celebra estos días su séptima edición con el objetivo adicional de reflexionar sobre la contaminación lumínica en las ciudades.

El leitmotiv que guía este año el festival es la famosa declaración del científico canadiense Marshall McLuchan “el medio es el mensaje” 

El medio es el mensaje

El leitmotiv que guía este año el festival es la famosa declaración del científico canadiense Marshall McLuchan “el medio es el mensaje” y que vino a replantear el concepto mismo de la comunicación.

Dentro de la exposición, y además de la obra de Van Gogh, podemos admirar otras 30 piezas creadas por artistas de todo el mundo.

El invitado de honor en esta edición, Jeroen Henneman, firma la instalación ‘Two Lamps’, así como una versión más pequeña, ‘One Lamp’, que está disponible como una edición limitada a través del festival.

Por su parte, la escultura ‘Absorbida por la luz’ de la artista británica Gali May Lucas muestra tres figuras sentadas en un banco, con la cabeza inclinada hacia abajo y la cara iluminada por las pantallas de sus teléfonos móviles que deja espacio, además, para que los visitantes pueden sentarse entre ellas.

 

Las sombras desempeñan un papel principal en ‘Shadow Scapes’ por el artista sudafricano Marcus Neustetter, autor de una instalación en la fachada del Scheepva Art Museum que recrea diferentes varios objetos de la colección del museo como siluetas planas y los proyecta a los lados del edificio.

Hasta un 80% de todo el planeta sufre contaminación lumínica, mientras que para el 99% de los ciudadanos de Europa y los EEUU el cielo nocturno está oculto debido a la iluminación artificial

Contaminación lumínica

Protagonista indiscutible de esta edición, la ‘Noche estrellada’ invita por su parte a reflexionar sobre el fenómeno de la contaminación lumínica que denuncia cómo, a medida que nuestras noches se vuelven artificialmente más brillantes, nuestras noches estrelladas desaparecen.

Así y según una investigación del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Contaminación de la Luz, hasta un 80% de todo el planeta sufre de este tipo de contaminación, mientras que para el 99% de los ciudadanos de Europa y los EEUU, el cielo nocturno está oculto debido a la iluminación artificial.

Los invernaderos en expansión en los Países Bajos, por ejemplo, han hecho del país un punto caliente en este mapa de la contaminación lumínica.

 

La obra de Jelic y Petrovic viene a denunciar, a través de la adaptación de una noche estrellada natural por medio de una instalación de luz artificial, precisamente “la ausencia de noches estrelladas” consecuencia de esa contaminación lumínica. Además, reclaman formas más eficientes de iluminar las ciudades sin padecer los efectos adversos sobre la salud humana y la vida silvestre de este exceso de luz artificial.

La obra de Jelic y Petrovic viene a denunciar, a través de la adaptación de una noche estrellada natural por medio de una instalación de luz artificial, precisamente la ausencia de noches estrelladas reales

En este sentido, es necesario poner coto a los anuncios luminosos y al alumbrado incorrecto de las calles, “pero también a los invernaderos y otras instalaciones industriales constantemente iluminadas”, señaló Petrovic.

"La ausencia de estrellas es la manifestación más obvia, pero la contaminación lumínica también causa algunas perturbaciones graves en el ecosistema a las que debemos prestar más atención", añadió.

Tenemos hasta el 20 de enero para pensarlo mientras disfrutamos del Amsterdam Light Festival.