La pintura española que inspiró a Balenciaga

Fotos Colección Duques de Alba / Museo Cristóbal Balenciaga.

La pintura española que inspiró a Balenciaga

El Museo Thyssen prepara una exposición que vincula la creación del gran maestro de la costura con la pintura española de entre los siglos XVI y XX

Aún faltan más de seis meses para su apertura pero comienza a sonar como una de las exposiciones más interesantes del próximo año en Madrid. El maestro Cristóbal Balenciaga será el protagonista de una muestra del Museo Thyssen-Bornemisza que ahonda en las referencias al arte y la cultura española presentes en sus creaciones.

“Un buen modista debe ser arquitecto para los patrones, escultor para la forma, pintor para los dibujos, músico para la armonía y filósofo para la medida”.

Son palabras del propio Balenciaga, el diseñador de moda español más importante y quizás el creador de alta costura más influyente de todos los tiempos, que traslucen la importancia determinante del arte y la cultura en su proceso creativo.

En la exposición, el Museo Thyssen proyecta un recorrido que profundiza en la influencia que ejercieron sobre el maestro las obras de los pintores encuadrados en la llamada Escuela Española de entre los siglos XVI y XX

En ‘Balenciaga y la pintura española’, que se expondrá del 18 de junio al 22 de septiembre, el Museo Thyssen de Madrid proyecta un recorrido que profundiza en la notable influencia que ejercieron sobre el maestro algunas obras de los pintores encuadrados en la llamada Escuela Española de entre los siglos XVI y XX.

Vestido de noche satén verde. Foto Museo Cristóbal Balenciaga.
Vestido de noche satén verde. Foto Museo Cristóbal Balenciaga.

Arte en forma de vestidos

Las líneas simples y minimalistas o el volumen arquitectónico de los hábitos religiosos son una constante en muchas de sus piezas.

Los volantes de la bata de cola de una bailaora flamenca dibujados en algunos vestidos, los brillos del traje de luces de un torero trasladado al bordado de una chaqueta bolero, o la estética de la indumentaria reinante en la corte de los Austrias reflejada en telas negras adornadas con azabache de sus creaciones, son solo algunos ejemplos.

Grandes artistas como El Greco, Zurbarán, Velázquez y Goya dejaron una impronta en Balenciaga, que se recreó a lo largo de su carrera en la paleta cromática, los volúmenes y las formas de las telas presentes en sus cuadros

Derrochando personalidad y estilo propios, Balenciaga revisó en numerosas ocasiones la historia del arte y adoptó sus influencias incluso en su periodo más vanguardista, lo que tuvo como resultado la más moderna de las reinterpretaciones.

Grandes artistas como El Greco, Zurbarán, Velázquez y Goya dejaron una impronta en Balenciaga, que se recreó a lo largo de su carrera en la paleta cromática, los volúmenes y las formas de las telas presentes en sus cuadros.

Goya. La reina María Luisa con tontillo. Foto Museo Nacional del Prado.
La reina María Luisa con tontillo, de Goya, inspira el vestido de satén verde de Balenciaga. Foto Museo Nacional del Prado.

Pantoja de la Cruz, Juan de Arellano, Raimundo de Madrazo, Ramón Casas o Zuloaga son otros de los maestros cuya estela se deja ver en las creaciones del diseñador nacido en la villa guipuzcoana de Guetaria, donde se alza uno de los museos de moda más importantes del mundo, centrado en su figura.

Clásicos de Balenciaga

Hitos de Balenciaga como la línea barril, los abullonados y formas de globo, la túnica, el vestido saco o las líneas depuradas pueden rastrearse en los diseños de obras de arte de varios siglos atrás.

Así, encontraremos, por ejemplo, un vestido de noche en satén amarillo creado en 1960 inspirado en la estética de la indumentaria de la obra La Anunciación, de El Greco, de 1576.

Otro vestido que estará presente en la muestra, de tipo cóctel elaborado en tafetán de seda fucsia rematado con tiras bordadas en color marfil de 1955, bebe directamente de la influencia del que muestra la bailaora Josefa Vargas en la obra del mismo nombre de Goya, de 1850.

Vestido de noche en satén amarillo. Foto Museo Cristóbal Balenciaga.
Vestido de noche en satén amarillo. Foto Museo Cristóbal Balenciaga.

La protagonista de otra obra de Goya, la reina María Luisa, inspira en su caso un impresionante vestido de noche en satén de color verde claro guarnecido de perlas y abalorios, de 1963.

La exposición reunirá valiosas creaciones del maestro de costura, algunas de ellas nunca antes expuestas, procedentes del Museo Balenciaga de Guetaria, el Museo del Traje de Madrid y de otras instituciones y colecciones particulares

Piezas nunca expuestas

La exposición, que estará comisariada por Eloy Martínez de la Pera, contará con una cuidada selección de cuadros procedentes de colecciones privadas españolas y museos nacionales, como el Museo del Prado o los museos de Bellas Artes de Sevilla, Valencia o Bilbao.

En la parte de la indumentaria, reunirá valiosas piezas del maestro de costura, algunas de ellas nunca antes expuestas, procedentes de instituciones nacionales e internacionales, especialmente del Museo Balenciaga de Guetaria, el Museo del Traje de Madrid y de otras instituciones internacionales y colecciones particulares.

El Greco. LaAnunciacion. Foto Museo Thyssen.
El Greco. LaAnunciacion. Foto Museo Thyssen-Bornemisza.

Una oportunidad única para seguir los pasos de un creador del que Christian Dior decía “Con los tejidos hacemos lo que podemos, Balenciaga hace lo que quiere. […] La alta costura es una orquesta que solo Balenciaga sabe dirigir. Nosotros, el resto, seguimos sus indicaciones”.