La policía detiene a los 'camellos caza-turistas' del centro de BCN

La policía detiene a los 'camellos caza-turistas' del centro de BCN

El grupo prefería vender a extranjeros porque así podía elevar el precio de la droga por encima de la media

Redacción

06/08/2013 - 19:36h

Objetos incautados en la operación. 02B
Comprar droga en el centro de Barcelona es relativamente sencillo. Tan sólo se debe bajar por la noche por el histórico paseo de Las Ramblas, arteria que que cruza el centro histórico de la ciudad, y espera que alguno de los muchos lateros se le acerca para ofrecer algo más que cerveza. "Coca, Hachís", repiten hasta la saciedad a cualquier ciudadano y turista.

Los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica, hace tiempo que persigue estos grupos organizados. Y sus pesquisas empiezan a dar resultados. El cuerpo de seguridad ha desarticulado a una de esas bandas de traficantes.

Intermediarios

La organización criminal no se mojaba. Utilizaba a los 'lateros' que deambulan por zonas turísticas como intermediarios para vender cocaína, éxtasis, LSD, hachís y marihuana. Preferentemente, se acercaban a turistas para vender las drogas a un precio muy superior al habitual.

En total, los Mossos d'Esquadra han detenido a siete personas de origen paquistaní.

Procedimiento

Una vez el turista aceptaba la compraventa, el vendedor ambulante se ponía en contacto con una tercera persona o acompañaba al cliente al piso donde se hacía la transacción, que estaba bajo la vigilancia de otros miembros del grupo para prevenir ser descubiertos por la policía.

En el inmueble se realizaba la venta de manera "rápida y discreta", según los Mossos, y el grupo impedía que los clientes pudieran consumir en el piso o la escalera para evitar levantar sospechas entre los vecinos o la policía.

Registro

El 31 de julio los investigadores registraron el piso por orden judicial y aprehendieron cocaína, marihuana, hachís, éxtasis y LSD valorados en 4.428 euros escondida dentro de la lavadora, 1.500 euros en billetes pequeños y sustancia de corte.

Todos los detenidos han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial, aunque la operación continúa abierta y no se descartan más detenciones.