La receta turística de Portugal para evitar ser arrollado por España

La receta turística de Portugal para evitar ser arrollado por España

El país luso también marca récords en 2014 con una estrategia que marca perfil propio

Redacción

Barcelona

27/01/2015 - 13:05h

El secretario de Estado de Turismo portugués, Adolfo Mesquita Nunes
Portugal cerró 2014 como el mejor año de su historia a nivel turístico, un sector clave en la reciente recuperación económica del país y en el que España, tercer país del mundo por volumen de visitantes internacionales, figura como el principal competidor. ¿Qué estrategia marca el país luso para potenciar la industria? La diferenciación.

El secretario de Estado de Turismo luso, Adolfo Mesquita, señala que el crecimiento de Portugal en huéspedes y pernoctaciones el pasado ejercicio rondó el 12 %, tres veces más que en el país vecino. "Geográficamente, (España) es nuestro principal competidor y también lo es desde el punto de vista de la percepción de muchos turistas, sobre todo en los mercados europeos, que nos ven como destinos semejantes pese a tener diferencias. Por eso corremos siempre el riesgo de que el turista que busca un producto que existe en Portugal acabe prefiriendo ir a España", explicó.

El 2014 fue para Portugal un ejercicio "récord a nivel de huéspedes, pernoctaciones, beneficios e ingresos", según Mesquita, que atribuye este éxito al trabajo de las empresas privadas del sector junto a la nueva política de promoción del Ejecutivo. En total, aterrizaron nueve millones de turistas internacionales llegaron al país luso, frente a los 65 que registró España.

La llegada de los conservadores al Gobierno luso en 2011 dio paso a un cambio de estrategia a nivel de promoción externa. La nueva receta para el sector está centrada en el trabajo con periodistas y touroperadores extranjeros para dar a conocer al país, así como en el uso de herramientas digitales.

Esta alteración supuso dejar atrás la política de eventos defendida por el anterior Gobierno --de signo socialista-- y retiró los fondos concedidos a acontecimientos deportivos como la Volvo Ocean Race, las carreras de Moto GP en Estoril o el torneo de tenis Estoril Open, que en algunos casos acabaron siendo cancelados. "Los eventos tienen que ser apoyados por las regiones y las alcaldías", argumenta Mesquita.

El trabajo "intensivo" en herramientas digitales es una de las claves que explican el crecimiento luso en materia de turismo, ya que es un área donde "otros muchos países todavía no están". "Más allá de la presencia en internet y las redes sociales (...) estamos en los motores de búsqueda, garantizamos que Portugal aparece en las primeras posiciones cuando se buscan palabras que nos interesan e incluso también cuando el usuario busca otros destinos, para que podamos convencerlo de venir a Portugal", detalla.