La renovación de la Torre Eiffel disgusta a los puristas

La renovación de la Torre Eiffel disgusta a los puristas

El monumento construido en 1889 se dotará de un ‘corazón’ cultural en el primer piso

Ignasi Jorro

Barcelona

16/03/2014 - 20:22h

Recreación virtual de la renovación de la Torre Eiffel
El espectacular lavado de cara a la Torre Eiffel, cuyos trabajos están en la recta final, no gustan a todo el mundo. El proyecto ha costado más de 23 millones de euros, pero algunos internautas parisinos ya califican los resultados de “feos”, “producto de la obsesión por la pasta”.

Otros, más comedidos, llaman a las autoridades a “respetar la singularidad del monumento más conocido de Francia” o a “renovarlo, no a modificar su apariencia”.

Con todo, el Ayuntamiento de París se defiende alegando que la iniciativa dotará el primer piso de la torre de un ‘corazón’ cultural, además de un espectacular suelo de cristal a 57 metros de altura. Además, se crearán dos pabellones para conferencias, encuentros y exposiciones, y refugios para los visitantes que esperan los ascensores para ascender o descender.

“Haremos del espacio más accesible a nuestros visitantes”, reza la publicidad oficial del proyecto. Según el consistorio, los pabellones del primer piso “habían quedado obsoletos” desde que fueron abiertos en 1980.

Cabe recordar que la Torre fue inaugurada en 1889 con motivo de la Exposición Universal en Paris. Desde entonces, ha sido visitada por más de 250 millones de personas, más de 6 millones al año.