La Sagrada Familia pierde parte de su atractivo

La Sagrada Familia pierde parte de su atractivo

La basílica diseñada por el abanderado del Modernismo, Antoni Gaudí, recibe 100.000 visitantes menos en 2013

Redacción

Barcelona

13/01/2014 - 20:45h

La Sagrada Familia, uno de los emblemas de Barcelona
La Sagrada Familia es uno de los monumentos más emblemáticos de Barcelona. La basílica se construye con aportaciones privadas y es la última gran obra del abanderado del Modernismo, Antoni Gaudí. De hecho, el arquitecto murió atropellado por un tranvía en 1926 al frente del templo. Pero a lo largo de 2013 ha perdido parte de su atractivo turístico.  
 
El 60% de los visitantes de la basílica han sido de origen europeo
Los gestores de la Sagrada Familia han anunciado que en el último ejercicio han pasado por el templo 3,1 millones de visitantes. Esta cifra implica un retroceso de 100.000 personas respecto al año anterior.

El 60% de los visitantes de la basílica han sido de origen europeo, una tendencia que se repite los últimos años. El 14,5% ostentaban pasaporte de Estados Unidos y Canadá. La cuota asiática la cubren los visitantes japoneses, quienes concentran el 5,4% de las entradas vendidas en 2013, y los de origen chino, con el 2,4%. Otra cifra destacada es la de visitantes rusos: el 1,7% de los turistas que se han acercado al templo.

El 10% de todas las entradas que se generaron el año pasado son de turistas españoles. El 3,3% de ellos eran catalanes.