La sidra más premiada de 2015 y el txakolí de Getaria triúnfan en Madrid

La sidra más premiada de 2015 y el txakolí de Getaria triúnfan en Madrid

Ángel Marqués de Avila

Madrid

21/06/2015 - 21:42h

Sidras Bereziartua y txakolí Akarregi Txiki

Con una cata especializada dirigida por el gerente de Sidra Bereziartua, Aitor Bereziartua, se ha presentado en la Sede de la Asociación de Amigos de la Sidra y el Buen Yantar de Madrid , tres variedades de sidras de esta bodega vasca y dos txacolí de la bodega Akarregi Txiki de Getaria.

Sidra Bereziartúa Gourmet que se ha presentado en Madrid ha sido galardonada este año con la Pomme D´Or de la Feria Internacional de la Sidra de Frankfurt, el certamen más importante de Europa, así como la Medalla de Oro del Concurso de Sidras Internacionales de los Grandes Lagos de Michigan (USA), considerado el de mayor importancia de todo el mundo.

Esta sidra natural vasca se elabora con las mejores manzanas silvestres gallegas, francesas y vascas, utilizando igual que el anterior método tradicional, seguida de una fermentación en cubas de madera como mínimo durante 4 meses.

Se trata de una sidra con un color dorado característico de la propia manzana, de aroma intenso y con un sabor en la boca, profundo, afrutado y muy fresco. Va muy bien para acompañar mariscos y pescados. Grado alcohólico: 6% vol.

También se presentaron la denominada sidra básica Bereziartua, que se elabora con una mezcla de manzanas silvestres como Txalaka, Urtebia, Judeline, Judor, utilizando métodos tradicionales que la actual cuarta generación familiar mantiene, seguido de una fermentación en cubas de madera de roble y castaño, y acero inoxidable como mínimo durante 4 meses.

En vaso se descubre un color amarillo pajizo, en nariz desprende un aroma afrutado y fresco, y en boca un sabor dulce amargo. Marida muy bien con entrantes, y tiene un grado de alcohol de 5,5% .

La tercera sidra en degustar fue la denominada Berezia Eusko Label elaborada con mezcla de 16 variedades de manzanas autóctonas 100% del País Vasco. El proceso es idéntico a utilizado en la Sidra Gourmet.

En la nota de cata destaca la acidez, debido a la materia prima, su color es de oro envejecido, desprendiendo un aroma muy afrutado y en la boca es una sidra de rasgos muy característicos, con un gusto profundo y agradable. Las carnes y la caza son sus platos preferidos. Grado alcohólico: 6% vol.

Esta sidrería produce al año un millón y medio de litros.

Image and video hosting by TinyPicTras degustar estos tres tipos diferentes de sidra vasca, se procedió también a degustar dos tipos diferentes de txakolís de la denominación de origen de Getaria (Guipuzkoa), de la bodega Akarregi Txiki, AitzaldeTxakoli y el Txakoli Lasalde, criado en sus lías. La gran calidad de este Txakoli Berezia nace de la unión de unas cuidadas vendimias a comienzos de otoño junto a una esmerada elaboración en virgen, con tecnologías de prensado y de fermentación.

Estos txakolis maridan muy bien con mariscos, pescados y almejas.

El Txakoli, se escancia al igual que la sidra, rompiendo en el vidrio del vaso, pero hay que servirlo con una temperatura entre 5 o 6 grados, mientras que la sidra debe estar entorno a los 8 grados.


Se trata de una bebida que dicen que es afrodisiaca, tiene gran cantidad de carbónico. La cosecha es anual igual que la sidra no existe crianza, reserva ni gran reserva.