La torre de ciencia ficción que cambiará Londres

El Tulipán, con sus 305,5 metros, pretende ser el mirador más alto de Londres. Imágenes: DBox Forster & Partners.

La torre de ciencia ficción que cambiará Londres

El estudio de Norman Foster proyecta una torre de vidrio de más de 300 metros, que será el mirador más alto de Londres

Desde la llegada del milenio la City de Londres se lanzó a una febril carrera para ver quién logra el rascacielos más alto e impactante del país. O del mundo. La última frontera la traza el arquitecto Norman Foster, que propone construir una torre de vidrio de 305,5 metros solo para que sirva de mirador.

El proyecto se integrará a la otra gran creación de Foster, el ‘Pepinillo’, como se lo conoce popularmente a la torre cónica de 30, St Mary Axe. Para ello, el plan contempla eliminar más de la mitad de los muros perimetrales que rodean a este edificio, inaugurado en 2004 y comprado por el Grupo Safra en 2014 por 785 millones de euros.

Un mirador de 360 grados

‘El Tulipán’ será el nombre de este futuro mirador, dotado de ascensores transparentes en su interior para tener una perspectiva de 360 grados de la capital británica, panorama que se despliega cuando se llega a la corona con forma de capullo de flor, para hacer justicia a su sobrenombre.

A más de 300 metros de altura la estructura ovalada del ‘Tulipán’ contará con miradores y locales gastronómicos

Las 12 plantas del extremo superior, que más bien parece un huevo exageradamente estilizado, estarán construidas en vidrio, donde habrá miradores, juegos para niños, bares, restaurantes y centros educativos que enseñarán sobre la historia de la city y la ciudad desde sus orígenes romanos hasta la actualidad.

tulipan 1
Toda la estructura de 'el Tulipán' estará construida en vidrio.

Entretenimiento y ecología

En sus laterales habrá cápsulas esféricas, que girarán durante ocho minutos por siete niveles de la estructura, como una especie de Ojo de Londres 2.0, por la noria ubicada en el Támesis.

También habrá superficies de jardines colgantes y muros verdes, para seguir las sugerencias del alcalde Sadiq Khan de convertir a la ciudad en el primer parque urbano del país.

El interior del tulipán será visitado por un millón de personas, y el grupo Safra entregará 20.000 pases gratis a los escolares cada año.

El vidrio de la estructura será construido con un alto rendimiento de materiales y con sistemas de construcción optimizados para reducir el consumo de energía. La calefacción y refrigeración se basan en tecnologías que no generan emisiones, mientras que la energía provendrá de células fotovoltaicas instaladas en el edificio.

tulipan 2
El interior tendrá centros educativos con tecnología interactiva.

La pugna por lograr el mirador más alto

Según The Guardian, el origen de la idea fue el pedido del banquero Josep Safra de dotar de un mirador al ‘pepinillo’. El magnate brasileño veía cómo un edificio vecino, el Shard (diseñado por Renzo Piano) con sus 306 metros obtenía una interesante facturación del mirador instalado en la cima.

Como la estructura del ‘pepinillo’ hacía inviable la construcción de un mirador turístico, Foster dibujó este proyecto. Su coste no se informó, y si tiene la luz verde de la corporación de la City de Londres, en 2025 verá la luz.

tulipan 3
Varias cápsulas esféricas darán un paseo de ocho minutos por el exterior de la torre.