La 'vía Meliá' para regenerar destinos turísticos maduros cuestiona la actuación en Palma o Maspalomas

La 'vía Meliá' para regenerar destinos turísticos maduros cuestiona la actuación en Palma o Maspalomas

Álvaro Gijón, gerente del consorcio para la recuperación de Playa de Palma: “Es una noticia fantástica. Sin inversión privada, estos proyectos no salen adelante”

Joan Oliva

04/10/2011 - 19:46h

La 'vía' Meliá, o lo que es lo mismo, la vía esencialmente privada para la regeneración de destinos turísticos maduros no hace más que ganar adeptos en las últimas horas. Al mismo tiempo, el apoyo explícito que le ha dado el Gobierno balear para su proyecto de regeneración integral del área de Magalluf-Calvià pone en cuestión la acción realizada hasta la fecha por las distintas administraciones en áreas emblemáticas como Playa de Palma o el sur de Gran Canaria, y tantas otras en diferentes destinos del litoral español, empantanadas y con escasos avances visibles hasta la fecha. La cadena balear fundada por Gabriel Escarrer ha esgrimido, a consultas de 02B, que “no tienen intereses directos” en Playa de Palma, al no tener planta hotelera allí, y sí su competencia.

Los parabienes llegan incluso desde la gerencia del Consorcio para la recuperación de Playa de Palma, un proyecto impulsado por la administración socialista junto con sus interlocutores autonómicos y locales, así como los empresarios privados afectados .“Lo considero una fantástica noticia. Sin la inversión privada, no salen estos proyectos”, ha declarado este martes a 02B el gerente del Consorcio, Álvaro Gijón. “Que en Magalluf haya una empresa como Meliá Hotels involucrada en su regeneración, lanza un mensaje muy importante a la opinión pública y a los tour operadores: la apuesta por Mallorca”.

Ante la coyuntura de recortes en la inversión pública y congelación de recursos, esta opción “marca un camino” claro para proceder a la reconversión de destinos deteriorados, pero sin dejar de lado el trabajo hecho anteriormente. "Pelearé hasta el último momento y lo que haga falta para conseguir dinero de Madrid para el proyecto de Playa de Palma”. En este área se encuentran cadenas de la dimensión internacional de RIU e Iberostar, pero también otras como GrupHotel o Pavisa, con tantas o más camas que sus competidores. No obstante, Gijón avisa: “Si en Playa de Palma otros hoteleros copiasen el modelo (de Meliá), la regeneración de este enclave podría ser más rápida de lo previsto”.

Diez hoteles de la marca

Meliá Hotels International presentó el pasado viernes su proyecto “Sol Calvià Resort” de inversión integral en el enclave de Magalluf, donde la hotelera es propietaria de 8 establecimientos y donde se añadirán dos inmuebles de nueva construcción linderos con sus hermanos de marca. El proyecto prevé acometer la reforma de los inmuebles y la rehabilitación de paseos y zonas comerciales, ampliación de aparcamientos, creación de nueva oferta complementaria, para lo cual cuenta con su socio inversor Evertaas y con el ayuntamiento de Calvià en el papel de colaborador necesario.

No hay aportación económica comprometida por parte del Gobierno autonómico, que sin embargo sí que le ha dado el espaldarazo político definitivo al aprobar vía la Ley 4/2010 de Medidas Urgentes la declaración de “interés autonómico” de este proyecto. Se trata de la primera medida de esta naturaleza que aprueba el Ejecutivo popular que preside José Ramón Bauzà


Apoyos también en Gran Canaria


De la misma opinión que Álvaro Gijón es quien fuera hasta el pasado 30 de septiembre gerente del Consorcio para la renovación del Sur de Canaria, Rafael Molina: “Que un grupo de empresarios privados haya tenido la iniciativa para renovar un área en concreto, me parece muy positivo. No hay que verlo como una competencia hacia el modelo de planes emprendidos hasta el momento. Si Meliá Hotels regenera el entorno inmediato, magnífico, el turismo tiene que ser un sumatorio de cosas”.

El profesional que durante todo un año y hasta su renuncia había dirigido el organismo en el que participan los Gobiernos central e insular, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, defiende las acciones iniciadas hasta la fecha en el área de Maspalomas. “Se han ejecutado 3 proyectos, se han licitado otros 5 y están en un tercer nivel de actuación otros 4 o 5 más. El problema es que el plan involucra a muchos departamentos”. A añadir la complejidad de las actuaciones en el espacio natural. A diferencia del proyecto balear, y a excepción de un proyecto suspendido por las protestas de los ecologistas, en la isla afortunada no han habido el incontable número de alegaciones que tanto han ralentizado el avance de la regeneración del litoral de Palma.

César Muñoz dirige el consorcio

Rafael Molina sostiene que será bienvenida toda acción de operadores hoteleros en la zona si Meliá Hotels International, Iberostar, RIU, Lopesán y otros tantos empresarios decidiesen intervenir activamente en la regeneración integral del destino. Además, da un voto de confianza a su sucesor en el cargo, el arquitecto, experto en urbanismo y ex director regional de Política regional, César Muñoz.

Este es un proyecto a medio y largo plazo. Necesita de toda la confianza de las administraciones, apunta este profesional próximo al PSOE. “Hasta la fecha no ha habido problemas presupuestarios porque no ha existido falta de liquidez. Pero ahora la coyuntura es distinta”, resume el ex-gerente del consorcio de Maspalomas.