Las escapadas de fin de semana reactivan el mercado nacional

Las escapadas de fin de semana reactivan el mercado nacional

Un informe de Atrápalo confirma el repunte de city-breaks o salidas al campo

Gabriel Trindade

Barcelona

23/01/2015 - 20:42h

El centro de Madrid por la noche

El turismo urbano se ha convertido en un gran reclamo en los últimos años. En 2014, los españoles apostaron por escapadas cortas a destinos nacionales como Madrid, Barcelona y Sevilla, ciudades a las que se accede fácilmente y que cuentan con una gran oferta cultural, hotelera y gastronómica. Esa es una de las primeras conclusiones que se extrae el informe Hábitos y Tendencias del Turismo Español del buscador Atrápalo.

Las conclusiones del estudio casan a la perfección con la última encuesta Familitur. Realizada por el Instituto de Estudios Turísticos. En su avance de noviembre, asegura que "los viajes de ocio realizados en fin de semana (uno de cada dos viajes) registran un espectacular aumento". La estadística muestra que cuatro de cada diez del total oferecen a escapadas de sábado y domingo.

Óscar Morera, portavoz de Atrápalo, explica que uno de los productos que más incremento de ventas ha tenido es el vuelo más hotel. "Es un dato sorprendente porque los paquetes turísticos han perdido peso en el sector", explica. La media de los city breaks fue de 1,5 noche con un precio medio de 80€ por día. El coste se encarece entre un 5 y un 15% en fechas como puentes o vacaciones.

En cuanto al turismo de desconexión, los viajeros buscan escapadas cercanas, para entrar en contacto con la naturaleza, realizar diferentes actividades y descansar. Según el estudio, las familias y parejas son los perfiles que más reservan este tipo de viajes –que Atrápalo denomina "Escapadas"–, a los que se destina una media de 68€, pernoctando un promedio de dos noches. Las provincias que más visitantes recibieron en 2014 fueron Girona, Segovia y Tarragona.

Atendiendo a las reservas realizadas por los viajeros españoles el año pasado, en verano el turismo de playa continúa siendo la columna vertebral del sector. Durante esta temporada, la estacionalidad aumenta en un destino, influyendo directamente en el precio y encareciendo el gasto medio por reserva, que se situó en 378€.