Las manos gigantes invaden Venecia

Inauguración de 'Construyendo puentes', las manos gigantes que se unen en Venecia. Foto: Lorenzo Quinn

Las manos gigantes invaden Venecia

El artista Lorenzo Quinn inaugura un puente construido por grandes manos que se entrelazan, similar a otras obras que realizó en diversas partes del mundo.

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/05/2019 - 16:05h

Venecia cuenta con un nuevo puente, que no sirve para cruzar a ningún lado, pero que simboliza el encuentro de culturas que fue la ciudad en su historia. ‘Construyendo puentes’, la obra más ambiciosa del artista Lorenzo Quinn, representa un grupo de manos gigantescas que se entrelazan sobre un canal.

[Para leer más: Cinco 'palazzos' para sentirse un aristócrata en Venecia]

La escultura la realizó Quinn para la nueva edición de la Bienal de Venecia, una de las citas del arte más importantes del año.

Las manos que dan fe y amor

Los seis pares de manos representan valores humanos que, según el artista, tienen que volver a ser puestos en valor. Con diferentes actitudes representan la amistad, la sabiduría, el socorro, la fe, la esperanza y el amor.

Las seis manos, que miden 15 metros de alto, representan valores como la fe, el amor, al sabiduría y la esperanza, entre otros

Los doce brazos y los dedos forman un puente blanco de 20 metros de ancho y 15 de alto, que por su forma recuerda a las estructuras que cruzan los canales.

quinn acto
El artista en la inauguración de su obra. Foto: Lorenzo Quinn.

Puente de culturas

La escultura se presentó con toda la pompa en un acto en el que participó el cantante lírico-pop Andrea Bocelli, y está ubicada en la entrada del Arsenale, unos antiguos astilleros ubicados en el distrito de Castello.

 

 

Además de los significados de las manos unidas o que rozan los dedos, la obra de arte reivindica el lugar de Venecia como punto de unión de culturas, entre la herencia romana y la potencia bizantina, meca de comerciantes en la Ruta de la Seda y de artistas a lo largo de los siglos.

Manos gigantes por el mundo

Este artista italiano, radicado en Barcelona, es uno de los hijos del actor Anthony Quinn. Sus esculturas suelen redundar en los temas de la paz, la sostenibilidad y la concordia, y generalmente los representa con manos gigantes.

También en Venecia durante una temporada hubo dos manos que sostenían la fachada de Ca’ Sagredo, un antiguo palazzo reconvertido en hotel de lujo sobre el Gran Canal. “Apoyo”, era nombre de la obra, que simbolizaba la necesidad de evitar la degradación de la ciudad.

hands biennale lorenzo quinn
'Apoyo', las manos que sostenían la fachada de un palazzo. Foto: Lorenzo Quinn.

En el cercano Centurion Palace Hotel Quinn colocó “Volando”, la escultura de una mujer joven que hace equilibrio en medio de un círculo de aluminio.

En Venecia Quinn realizó varias obras de arte con manos gigantes

También sobre un palazzo del Gran Canal se exhibió “Fuerza de la naturaleza”, donde otra mujer sostiene por inercia una esfera terrestre, un simbolismo de la fragilidad de planeta ante las catástrofes naturales. Otras esculturas similares a esta se pueden ver en Londres, Shanghái, Nueva York y Doha.

En el 2011 Quinn montó en una plataforma “Esto no es un juego”, donde dos manos manipulaban a un tanque de guerra y varios soldaditos que parecen ser de juguete, excepto que miden tanto como si fueran reales.

hands2 biennale lorenzo quinn
'Basta de jugar', obra montada en Mestre, cerca de Venecia. Foto: Lorenzo Quinn.
 

Otras esculturas en Venecia y Barcelona

Cerca de Venecia hay más manos gigantescas de Quinn. En Forte Maghera, en la vecina Mestre, dos manos de un adolescente (el modelo fue su hijo de 13 años) están tensando una tirachinas. En vez de una piedra, allí está el planeta Tierra, a punto de ser lanzado al vacío.

[Para leer más: El barrio de Venecia que se transforma en la nueva meca del arte]

Quinn tiene esculturas de manos, mujeres y símbolos como el ying y el yang diseminados por diferentes partes del mundo.

2017 09 29 Passeig Maritim 8282 Give and Take
Dar y tomar, escultura en Castelldefels.

Cerca de Barcelona hay dos obras: dos manos unidas que se encuentran en el Paseo Marítimo de Castelldefels, y otras más pequeñas abiertas hacia el cielo encerradas en un círculo metálico, pieza montada en Sitges en homenaje a Facundo Bacardí i Massó.