Las medusas espantan a la ‘jet set’ de Marbella

Marbella (Málaga)

Las medusas espantan a la ‘jet set’ de Marbella

La plaga de los invertebrados acaba con las glamurosas vacaciones de jeques y empresarios en las playas malagueñas

C.N

06/09/2012 - 20:05h

Por Marbella y Puerto Banús (Málaga) se pasean celebrities de todos los rincones del mundo cada año. Desde príncipes de grandes monarquías europeas hasta jeques árabes, que no tienen problemas en el bolsillo. Sin embargo, ajenos a los movimientos de la economía, este año han visto alterado su descanso de gran lujo por una plaga de medusas.

La Costa del Sol ha notado cómo su glamour se iba yendo por la borda, tras la incómoda presencia de estos invertebrados en el agua, más abundantes que ningún otro verano.

Ricos, famosos, y turistas en general, han tenido que cambiar las playas malagueñas por las duchas habilitadas en ellas y las piscinas para refrescarse. Y es que los verdaderos protagonistas del litoral malagueño durante julio y agosto han sido estos urticantes animales.

Cancelaciones hoteleras

“Los turistas, que se acercaban recelosos a la orilla, no se han podido bañar todos los días”, explica Miguel Ángel Barrionuevo, gerente de Hacienda del Álamo (Málaga). El responsable estima que aunque no ha sido un daño “muy grave”, se han productivo entre un 5% y un 10% de cancelaciones por este motivo.

Barrionuevo señala que los viajeros que acuden a la zona en la temporada estival lo hacen para disfrutar de la costa malagueña, y que fenómenos de este tipo pueden poner en peligro la temporada. “El turismo que predomina en la zona es de ‘sol y playa’ y no todos los hoteles cuentan con piscinas para ofrecer una alternativa a sus huéspedes”, asegura.

Causas de la propagación

En su opinión, la alta proliferación de medusas en el litoral malagueño se debe a la escasez de lluvias y a la pesca indiscriminada, que ha acabado con la desaparición de sus principales depredadores. Para el directivo, ni el Ayuntamiento ni la Diputación malagueña han puesto todos los efectivos a su alcance para arreglar el problema.

La contaminación, consecuencia de la falta de depuración de las aguas residuales, también es otra causa. Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Demarcación de Costas, no pone en marcha un mecanismo especial para actuar ante plagas de este tipo desde 2009.

Junto con la capital malagueña, Mijas, Fuengirola, Torremolinos, Benalmádena y Estepona también han tenido que izar la bandera roja y restringir el baño numerosos días.