Las siete teterías de Madrid que no te puedes perder

El Salón des Fleurs es una tetería, salón de té y tienda en Madrid.

Las siete teterías de Madrid que no te puedes perder

Madrid no es solo cañas y tapas: en la ciudad hay recomendadas teterías que transportan a Londres, el Magreb o el París del romanticismo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/02/2019 - 17:44h

Madrid tiene fama mundial por sus tapas, su bocadillo de calamares y las cañas que son parte de la religión urbana que tiene a las terrazas como su templo. Pero en la ciudad, como muestra de cosmopolitismo, también hay numerosas teterías para disfrutar de una pausa y reponer fuerzas en estos días de invierno.

Esta es una selección de las mejores teterías de Madrid, donde las tradicionales infusiones se combinan con reposterías de influencias francesas o británicas, o dulces importados de la cultura árabe.

lolina

7 Lolina Vintage Café -- Malasaña


Como corresponde a tantos locales de Malasaña el aire retro es el que impera en Lolina Vintage Café, decorado con muebles que hace 50 años eran el ‘no va más’ de la modernidad.
No es tanto una tetería al uso, sino un bar donde se pueden degustar interesantes desayunos o abundantes brunchs que se sirven a diario.
Por la noche el lugar cambia de tónica y es ideal para cerrar la jornada entre cócteles y buena música.

jardin secreto apertura

6 El Jardín Secreto de Salvador Bachiller -- Centro


El Jardín Secreto es como un ‘speakeasy pero dedicado al té. Tras traspasar un exclusivo comercio de bolsos de piel y maletas se llega a un local que recrea el estilo colonial de los salones británicos.
El lugar se divide entre El Invernadero (con una propuesta más juvenil, ideal para brunchs y cócteles), El Jardín de SB y el gastrobar El Rincón Secreto.
Su selección de pasteles y dulces es de primera línea, mientras que no es fácil decidirse por los selectos tés que se despliegan en la carta.

Vailima

5 Vailima -- Salamanca


El romanticismo en torno al té tiene su lugar en Vailima, decorado con aires de la Belle Époque francesa, con teteras y vajilla de porcelana, pesadas cortinas y confortables sillas y sillones.
Su extensa carta cuenta con 50 variedades de tés e infusiones, y la repostería gira en torno a la excelsa tradición francesa de los cruasanes, los macarrones, los brioches y los bagels. Recomendado: ir un domingo a media mañana y saborear sus brunchs.

al yabal

4 Al Yabal -- Delicias


La idea es salir un poco de la tradición europea y sumergirse en una de las culturas que más pasión tiene por las infusiones, que es la árabe. Hace tres décadas que Al Yabal se presenta como “más que un salón de té”, con una decoración entre magrebí y mozárabe, con lámparas de vidrios de colores y almohadones.
Además de los tradicionales tés (recomendado las infusiones a la menta) también se puede fumar pipas de agua y saborear dulces de la repostería árabe, que quizás lleguen a ser adictivos.

La Tetería de la Abuela

3 La tetería de la abuela -- Malasaña


Ya que estamos con las tiendas de té vintage, no puede quedar afuera La tetería de la abuela, donde sus muebles, la caja registradora, las lámparas y las mesas de mármol parecen extraídos de un museo de la vida cotidiana del primer tercio del siglo XX.
El lugar fue uno de los centros de la movida madrileña, y conserva ese espíritu de toque rebelde con la música alternativa que se combina con su carta de tés exóticos, los platos étnicos y su interesante repostería.

Salon de fleurs

2 Salón des Fleurs -- Chamberí


El Salón des Fleurs también juega la carta de ser muchos espacios en uno. Es un salón de té, pero rinde honor a su nombre como floristería. Y también es tienda de objetos de decoración ideales para regalar.
Con una bonita estética vintage, sillones para hundirse y un toque de elegancia es un sitio recomendado para quien quiera recuperar el romanticismo de la ceremonia del té.

living london2

1 Living in London -- Salamanca


Parece un rincón de Londres extraído en pleno barrio de Salamanca. En Living in London toda la decoración, algo recargada pero con elegancia, recuerda al estilo británico.
El lugar también es un comercio que vende menaje, vajilla, mermeladas y todo lo que corresponda para quien quiera realizar la ceremonia del té en su hogar.
En el local se ofrece una selecta variedad de tés del mundo, y una repostería que deja sin aliento, desde scones a galletas pasando por muffins o tartas.