Leiden: viaje a la (otra) ciudad de los canales

Leiden es famosa por su amplia red de canales fluviales. Foto: Holland.com

Leiden: viaje a la (otra) ciudad de los canales

Después de Ámsterdam Leiden es la segunda ciudad de los Países Bajos con más canales. La cuna de Rembrandt mantiene su espíritu de villa universitaria

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/05/2019 - 17:17h

Durante el siglo XVII Leiden fue la segunda ciudad más importante de los Países Bajos, en los años de oro en que las tierras neerlandesas brillaban en el arte, el comercio y la cultura.

Testigo de esa época dorada quedó una bonita ciudad histórica que Rembrandt retrató en su juventud, de grandes residencias, parques que mantienen su calma y un trazado fluvial que sorprende a los visitantes.

[Para leer más: Holanda prepara sus galas para homenajear a Rembrandt]

La herencia militar de los canales

Leiden es la segunda ciudad holandesa con más canales. La primera, obviamente, es Ámsterdam. En su casco antiguo hay 28 kilómetros de vías fluviales atravesadas por 88 puentes. Estos se pueden recorrer en barcos de paseo y chalupas eléctricas, una opción ideal para los amantes del slow travel y sin multitudes a la vista.

puente
En Leiden hay 88 puentes que atraviesan los canales. Foto: Holland.com.

Los canales se incorporaron al diseño de la ciudad como un sistema de transporte pero también de defensa, cuando los Países Bajos eran la tierra rebelde que el imperio español no sabía como poner en vereda.

Lieden cuenta con una red de 28 kilómetros de canales, atravesados por 88 puentes

El centro histórico está rodeado por una fosa acuática de seis kilómetros de extensión, y actualmente conforman una de las estructuras defensivas intactas más grandes de Europa.

El canal más bonito

El más bonito de todos ellos es el canal Rapenburg. A sus lados se encuentran edificios emblemáticos como la sede de la Academia, el Museo Nacional de Antigüedades, los Jardines Botánicos y Casa Siebold, que cuenta con un interesante coleccionismo sobre las relaciones entre los Países Bajos y Japón.

El edificio de la Academia es el más antiguo de la ciudad, y todavía funciona como centro de entrega de los diplomas a los flamantes doctores y licenciados.

canal masnsiones 2
Junto a los canales se levantan fastuosas mansiones. Foto: Holland.com.

La zweetkamertje (habitación del sudor) es famosa porque los estudiantes aguardaban los resultados de sus exámenes, y los aprobados escribían su nombre en las paredes. Con un poco de agudeza visual se pueden encontrar las rúbricas de Winston Churchill y Nelson Mandela.

Villa universitaria

La universidad de Leiden fue la primera del país, y su sello estudiantil persiste en su abundante oferta de bares y restaurantes, que oscilan entre la cocina tradicional y la de fusión de sabores y escuelas.

[Para leer más: Siete razones para viajar a Holanda este año]

Uno de los sitios más recomendados es el café de Bonte Koe, una antigua carnicería de 120 años transformado en el bar de moda, con una carta de cervezas inagotable.

Tras las huellas de Rembrandt

Rembrandt Harmensz van Rijn nació, se crió y estudió cuando Leiden era un importante motor económico el norte de Europa. El genial artista vivió en la zona que rodea a la iglesia gótica de Peterskek, donde están enterrados diversas personalidades de las artes y las ciencias.

autorretrato2
Autorretrato de Rembrandt en su juventud. Foto: Holland.com

Hasta que se marchó de su ciudad natal Rembrandt pintó unos 40 cuadros. Algunos de ellos, como El vendedor de gafas (1624) o un Autorretrato (1626) se exponen en el Museo De Lakenhal, edificio que pertenecía a una antigua casa gremial y que en breve reabrirá sus puertas tras una profunda renovación, para que coincida con los homenajes por los 350 años de su muerte.

La ruta del artista flamenco más universal

En la ciudad hay una ruta temática que pasa por su casa natal en la calle Weddesteeg, la Escuela de Latín donde se educó y el taller de Jacob van Swanenburg en el artista inició su camino artístico; que creció en talento y fama mientras abría un taller en la calle Kort Galgewart.

En la ciudad se preparan para los homenajes por los 350 años de la muerte de Rembrandt

Es obvio que en la ciudad hay una estatua consagrada a Rembrandt, y que en su memoria se hayan bautizado un puente y un parque.

Los patios de Leiden

En esta ciudad hay una particularidad urbanística: en el casco antiguo hay 35 patios interiores, llamados hofjes, que se crearon entre los siglos XIII y XIX. Solían ser financiados por ricos comerciantes como una forma de ayuda social, porque las personas sin recursos podían entrar a dormir y recibían comida, calzado y ropa. El único requisito era no alterar la calma del barrio y mantener el lugar limpio.

patios
Los patios interiores son un detalle urbanístico que caracteriza a Leiden. Foto: Holland.com

Estos patios se empezaron a construir en los terrenos vacíos que quedaban entre las casas, mientras que a partir del siglo XVII fueron más geométricos y ordenados.

Doce de los patios más bonitos se presentan en un circuito que se recorren en un par de horas, una propuesta de relax en una ciudad que, por suerte, no tiene nada de agitada.