Liechtenstein: el país que se recorre a pie en un fin de semana

Un solo sendero para conocer Liechtenstein... andando. Foto: Oliver Schwendener | Unsplash.

Liechtenstein: el país que se recorre a pie en un fin de semana

Liechtenstein celebra sus 300 años de vida con un sendero que recorre su geografía de punta a punta

Mar Nuevo

Madrid

22/11/2019 - 15:10h

Con apenas 25 km de largo, Liechtenstein es uno de los países más pequeños del mundo -y uno de los menos visitados de Europa-. Una excentricidad que le permite, por ejemplo, contar con un sendero por el que recorrer su geografía en un solo fin de semana. ¿Preparado para descubrir un destino alpino a pie?

En 2019 el Principado celebra el 300 aniversario de su nacimiento como país, una excusa tan buena como otra cualquiera para calzarnos las botas y recorrer el nuevo Liechtenstein Trail.

Con 75 km, el nuevo sendero Liechtenstein Trail recorre todo el país y sus mayores atractivos, de montañas a castillos, ciudades y valles

[Para leer más: Seis nuevos hoteles para soñar con el invierno y la nieve]

Recorrer a pie todo un país

Inaugurado el pasado mes de mayo para celebrar precisamente este cumpleaños, el nuevo sendero consta de 75 km y serpentea por todo el país, desde su frontera noroeste con Austria hasta el extremo suroeste, donde limita con Suiza, hasta cubrir un total de 11 municipios y 147 lugares, eventos y puntos de interés.

Castillo de Liechtenstein. Foto: Henrique Ferreira | Unsplash.
El castillo de Vaduz es un símbolo nacional. Foto: Henrique Ferreira | Unsplash.

Puede recorrerse en cualquier dirección -se completa fácilmente en dos o tres días de caminata- y nos dejará, a nuestro paso, increíbles vistas de montañas y colinas ondulantes, castillos, bosques y también sus principales ciudades, que pueden seguirse fácilmente a través de la app ‘LIstory’.

Además de ofrecer todo tipo de información útil como la historia de cada lugar y todo tipo de recomendaciones, la aplicación incluye contenidos de Realidad Aumentada (AR) para zambullirse en el pasado y el futuro del Principado.

La pequeña ciudad

Podemos comenzar la ruta, por ejemplo, desde la capital de Liechtenstein, Vaduz, pequeña pero coronada por un impresionante castillo del siglo XII, ampliado y fortificado durante los siglos XVI y XVII y que sirve de residencia a la familia principesca.

Con alrededor de 5.000 habitantes la ‘pequeña ciudad’ como sus habitantes la denominan cuenta con un casco antiguo donde deambular entre el Museo de Arte de Liechtenstein y su colección privada, una de las más antiguas de Europa aunque enmarcada en un moderno edificio.

En el Museo Nacional (Landesmuseum) se puede seguir la historia del principado, mientras que el Museo Filatélico (Briefmarkenmuseum) está repleto de curiosidades. Si las visitas nos abren el apetito, nada mejor que degustar sus especialidades culinarias en el hotel Gasthof Löwen, cuyo origen se remonta al año 1380.

Al norte y a muy poca distancia encontraremos Schaan, la ciudad más poblada del principado.

 

Entre castillos

Desde aquí, el Liechtenstein Trail enlaza con los 11 municipios del país, atravesando viñedos y prados, páramos y montañas a lo largo de las orillas del Rin.

A nuestro paso nos sorprenden castillos capaces de hacernos soñar con hadas y princesas, entre ellos los de Schellenberg, actualmente en ruinas, y dividido en ‘Obere Burg’ o castillo superior y ‘Untere Burg’ o inferior, ambos del siglo XIII.

También merece la pena detenerse en el castillo de Gutenberg en Balzers, la localidad más meridional del país, que se alza sobre un lugar plagado de historia (se cree que ha estado habitado desde el periodo neolítico) y donde se han encontrado importantes descubrimientos arqueológicos.

Restaurado entre 1905 y 1912, en 2010 se abrieron su capilla y una rosaleda que acoge regularmente eventos culturales y otras actividades.

La colina de la iglesia de Bendern y la plaza Schwurplatz suelen considerarse al cuna del actual Liechtenstein, por lo que también merece la pena parar a echar una ojeada.

Castillo de Gutenberg in Balzers, Liechtenstein. Foto: Wikimedia Commons.
El castillo de Gutenberg in Balzers es una de las paradas de la ruta. Foto: Wikimedia Commons.

Senderos de altura

Además de esta nueva ruta, existen otras alternativas para recorrer el país a pie, como el Fürstensteig, de 12 km y alrededor de cinco horas, que arranca a 1.400 m de altura en Gaflei y termina en Planken, tras superar desde pastos hasta picos escarpados, e incluso zonas semejantes a vías ferratas aseguradas por cuerdas y barandillas.

Otra alternativa es el Fürstin-Gina-Weg, de una extensión similar pero con recorrido ciruclar, que empieza en la cima del telesilla Sareis en Malbun y conduce a la espectacular cima de Augstenberg, a 2.359 m y con impresionantes visitas de los Alpes de Liechtenstein, Suiza y Austria.

Más corta y quizás más sencilla (alrededor de 5 km) es la ruta de entre Grüschaweg y Vaduz hasta el tradicional pueblo de montaña de Triesenberg, a través de bosques de hayas.  

Si preferimos la bicicleta existen también grandes opciones con rutas bien señalizadas que permiten recorrer el país e, incluso y al ser tan pequeño, zonas de las vecinas Austria y Suiza, como el Tour de los Tres Países (Drei-Länder Tour) de 59 km por el valle del Rin con inicio y fin en Vaduz.