Los bares en ruinas de Budapest, visita obligada

Los bares en ruinas de Budapest, visita obligada

Locales inexcusables para palpar el nuevo lifestyle de la ciudad

Sonsoles Vázquez

Budapest

20/11/2015 - 19:29h

Las tardes de domingo se camuflan con mercadillos.

Los llamados bares en ruinas –o ruinbars/ruinpubs- llevan proliferando desde hace unos quince años en el centro de Budapest, tras conseguir sus promotores las primeras autorizaciones oficiales y pagar las módicas cantidades exigidas por los propietarios. A pesar de las ventanas condenadas y las decrépitas fachadas de estas antiguas fábricas, almacenes o edificios de apartamentos, dentro todo cambia: Cada uno tiene su propio estilo, aunque todos comparten paredes ajadas, trastos viejos, objetos recuperados de los años 80 y obras de jóvenes artistas contemporáneos.

Los más famosos

En el primero y más conocido de ellos, Szimpla Kert, porejemplo, se puede degustar una deliciosa hamburguesa en patios cubiertos con muros revestidos de imágenes psicodélicas y todo tipo de objetos vintage, mientras que la especialidad del Instant, con pista de baile, es el hot-dog con cebolla que se sirve en una jungla de plantas y obras de arte. Otro de los más curiosos es Corvintető, instalado en el tejado de un antiguo almacén comunista y repleto de coloristas graffitis.

Patios

Otros de los más famoso son Púder, por sus enormes pinturas; Grandio, que también es hostal; Yellow Zebra Bikes and Bar, que alquila bicicletas; Fogas Ház, con una excelente galería de arte; Spíler, especializado en cervezas artesanales; Csendes, con luz muy baja y música tranquila… Como generalmente estos bares disponen de muchos metros, también se han convertido en los lugares idóneos para celebrar conciertos y exposiciones, encuentros literarios y hasta mercadillos. Dependiendo de la hora del día o de la noche, el ambiente cambia –generalmente de la charla al baile-, pero toda esa estética transgresora es sólo superficial.

En el barrio judío

Estos bares en ruinas están asentados en el distrito VII, entre las calles Dohány, Karoly, Kiraly y Kertesz, precisamente donde estuvo el gueto durante la represión nazi. Y todavía hoy, judíos ortodoxos deambulan por la zona, conviviendo con estos modernos locales, y los jóvenes y turistas que los frecuentan.

Tranquilidad

Como si se trataran de tres tribus urbanas diferentes, los primeros pululan con sus barbas y tirabuzones, trajes oscuros, camisas blancas, sombreros de ala ancha y kipás de terciopelo negro; los segundos, con tatuajes, piercings y prendas desenfadas; y los terceros, cámara en mano para no perderse nada de este curiosísimo paisaje urbano.

Más información: La página web www.ruinpubs.com  informa sobre todos estos bares de Budapest y la página de la Oficina de Turismo de Hungría selecciona los mejores: www.gotohungary.com