Los cinco lugares de Madrid donde trasnochar al más puro estilo 'pijo'

Los cinco lugares de Madrid donde trasnochar al más puro estilo 'pijo'

El Gabana 1800, Palacete Fortuny, Ramses, Éccola y el Tony 2 son la mejor selección de la noche en la capital española

Morena Morante

Madrid

10/11/2014 - 13:47h

Fiesta en el Éccola
La noche de Madrid es de sobra conocida. Hay clubs para todos los gustos.. Pero, ¿dónde trasnochan los pijos? Intentaremos contestar a esta pregunta, destacando cinco sitios que suelen estar frecuentados por ese tipo de público. Entre ellos, todo un clásico de la ciudad, que pone de acuerdo a todos.

GabanaA Gabana 1800 (C/ Velázquez, 6 - 915 76 06 86) suelen acudir tanto los pijos madrileños como las empresas multinacionales, que confían en este local para celebrar algunos de sus actos más relevantes. Sus puntos fuertes: las zonas reservadas equipadas con aseos propios en el interior de las mismas; el amplio catalogo de botellas premium o la atención personalizada Desde 1996 han desfilado por Gabana 1800 Jefes de Estado, príncipes, nobles, destacados empresarios a nivel internacional, actores y actrices, grandes profesionales de la moda, conocidos nombres del mundo de la música, maestros del toreo, destacados periodistas y escritores, deportistas de élite, etc. Suele acoger dj sessions de David Delfín, Bimba Bosé, Alaska y, cómo no, de Mario Vaquerizo.

Presume de discreción, "una de las mejores aliadas para disfrutar de noches inolvidables". Allí lo dejamos.

Palacete Fortuny (C/ Fortuny 34 - 913 19 26 51). Es uno de los protagonistas indiscutibles de la noche madrileña en verano --debido a su impresionante terraza ajardinada--, pero cuenta con sus fans incondicionales también en invierno. Fortuny Music & Restaurant aúna música, gastronomía, cócteles y mucha gente guapa. Todo en un palacio del siglo XIX. De propiedad del empresario Javier Merino desde 1996, ha visto pasar por sus espacios Black Eyed Peas, Charlize Theron, Brad Pitt y hasta el Rey Felipe VI. Este palacete fue testigo de alguna cita con Letizia cuando eran novios.

Las dos fiestas más conocidas de Fortuny son las que celebran Javier Merino y Mar Flores, con motivo de la llegada y el fin del verano.

Fortuny

Ramses (Plaza de la Independencia, 4 - 914 35 16 66) De un palacio del siglo XIX nos dirigimos al único proyecto diseñado por Philippe Starck en España. La emblemática Puerta de Alcalá de la capital madrileña es el escenario privilegiado de este local que combina productos delicatesen procedentes de todo el mundo, una amplia bodega de vinos, coctelería, eventos y sesiones de dj. Su terraza es una de las más concurridas de la ciudad durante todo el año.

La imponente barra retroiluminada de Starck preside el Champagne Bar, situado en la entrada. En la planta inferior, podemos tomar asiento en unas mesas y sillas altas, también firmadas por el diseñador. Mientras que, la barra frontal del espacio Petit se convierte en zona de copas y fiesta, a partir de la medianoche, una vez finalizado el servicio de cenas.

Cóctel en ÉccolaÉccola (C/ Diego de León, 3 - 915 63 24 73). Ubicado en pleno barrio de Salamanca, ha ido conquistando en pocos años un lugar de referencia entre los establecimientos de alta hostelería en Madrid.

Durante los fines de semana, las cenas se transforman en veladas que se alargan hasta la madrugada, de la mano de Nebu Mitte, el dj residente, quien edita en sellos como Pachá Recordings y DeePalma Records. Su estilo va desde el Nu Disco o Soulful, a Deep House y Tech-house. La carta de cócteles corre a cargo del bartender Frank Lola y el diseño del espacio es obra del arquitecto Jorge Lozano. Materiales cálidos como los metales y la madera, junto con el juego de luces, dan vida a un club de marcada inspiración londinense y neoyorquina.

Tony 2 (C/ Almirante, 9 - 91 532 00 11). Más que ser pijo es un local emblemático de Madrid, frecuentado por modernos, artistas y personajes de la jet set a parte iguales. Su estilo, su ambiente y enfoque son talmente únicos y originales, que es imprescindible conocerlos, si es que queréis presumir de haber vivido la noche madrileña.

El piano --cuatro metros de largo, todo un emblema del lugar y de la noche de la capital--, que no deja de sonar ni un momento, es el auténtico protagonista de la velada, junto con el público. Tres maestros se turnan cada noche del año, ejecutando todo tipo de temas, sea cual sea su estilo musical, tonalidad o características. Pero cuidado, no es un karaoke. Aquí no existen los monitores de televisión, las letras sobreimpresas o los cuadernos con la lista de temas que se puede cantar. Tony 2, que debe su nombre a su fundador, Antonio Tejero Cadenas, Toni, es desde mayo 1979, un piano bar espontáneo.

¿Listos para quemar la noche de Madrid al más puro estilo pijo?