Los criterios turísticos aterrizan en la gestión de museos

Museo Thyssen Bornemisza en Madrid.

Los criterios turísticos aterrizan en la gestión de museos

Más de 1.600 museos en España podrán ostentar el sello Q de calidad turística que garantizará la experiencia de los visitantes

El Museo Arqueológico Provincial de Alicante será, desde mañana, el primero de los espacios museísticos españoles en lucir un sello de calidad que se centra en la experiencia de los visitantes y establece los requisitos en materia de servicios y actividades complementarias que los museos deben cumplir.

O, lo que es lo mismo, una distinción que garantiza la aplicación de criterios turístico a los servicios que ofrecen estos espacios culturales.

En pocos días, los museos del Prado, Reina Sofía, Thyssen-Bornemisza, la Biblioteca Nacional de España, el Guggenheim de Bilbao o el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona dispondrán de su propio distintivo Q de Calidad Turística que promueve el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).

La nueva norma establece requisitos en materia de accesibilidad, información, trato, facilidades para la planificación y organización de la visita o el estado general de los espacios e instalaciones de los museos

Se trata de un sello hasta ahora reservado para un total de 23 productos y servicios de la industria turística como alojamientos, servicios de restauración, guías turísticos, agencias de viajes, playas y espacios naturales, patronatos, oficinas de información turística, palacios de congreso, instalaciones náuticas o de ocio nocturno, entre otros.

Norma UNE 302002. Museos

La iniciativa responde al objetivo de garantizar la calidad en los espacios museísticos españoles ya que, según destacó la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, durante la presentación de esta nueva norma, “la calidad es un hecho referencial de nuestra oferta y se traduce en satisfacción y fidelidad del turismo".

La nueva norma, que lleva por nombre UNE 302002. Museos. Requisitos para la prestación del servicio de visitas, establece así los requisitos que deben cumplir los museos en materia de accesibilidad, información que se ofrece a los visitantes, trato, facilidades para la planificación y organización de la visita o el estado general de los espacios e instalaciones.

La aplicación de la norma abre la puerta a elevar la calidad de los museos españoles

En palabras del director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca, con la aplicación de esta nueva norma, la "calidad entra por la puerta de los museos" y espera que sea un "referente" para los profesionales de estos centros, así como para el público.

Espaldarazo al turismo 

Desarrollada por un comité técnico de normalización de expertos presidido por el Ministerio de Cultura y Deporte y coordinado por el ICTE y la Asociación Española de Normalización (UNE), esta nueva norma nace ante el "importante foco de atracción y reclamo turístico" en el que se han convertido los museos españoles.

Los museos son cada vez más reclamo turístico de los destinos para captar visitantes

Además, la Q pone el foco en el visitante en todos los momentos de su andadura, y le da la oportunidad de contribuir a la mejora mediante recomendaciones y a través de la implantación de un sistema de evaluación que incluye la opinión de los usuarios.

Según destacó también el presidente del ICTE, Miguel Mirones, con esta norma se remarca que la cultura y el turismo "se funden en una alianza para la calidad turística" y matizó que "no se puede competir por precio, sino por calidad".

El comité que ha desarrollado esta norma que vincula cultura y turismo ha estado formado por más de 40 expertos, entre ellos, representantes de instituciones culturales y asociaciones como la Confederación Española de Familias de Personas Sordas y la Federación Española Familias Numerosas.