Los dos barrios que justifican una visita a Liverpool

Más allá del Royal Albert Dock y las Tres Gracias late un Liverpool artístico, moderno y bohemio. Foto: Rod Edwards | VisitBritain.

Los dos barrios que justifican una visita a Liverpool

Ropewalks y Baltic Triangle son los barrios de Liverpool a tener en el radar. Y no hace falta ser fan de The Beatles ni del Liverpool FC para descubrirlos

Mar Nuevo

Madrid

17/02/2020 - 18:53h

A orillas del Mersey, solo la visita al Royal Albert Dock, el que fuera el muelle más importante de Europa y ahora un complejo cultural que alberga la Tate Liverpool y el centro Beatles Story, además de bares, tiendas y restaurantes, merecería una visita a Liverpool. Pero, además, barrios pujantes como Ropewalks y Baltic Triangle concentran muchas más razones para programar una escapada ya.

Baltic Triangle

El ladrillo rojo onmipresente en el Liverpool más auténtico domina la escena en este barrio en desarrollo, a aproximadamente 15 minutos caminando del centro de la ciudad y cerca del ya archifamoso Liverpool Waterfront que significó la regeneración de los viejos muelles. Las antiguas fábricas victorianas acogen ahora todo tipo de empresas y negocios digitales y creativos.

Las fábricas victorianas de ladrillo rojo en Baltic Triangle han vuelto a la vida tras años de abandono y ahora acogen las tiendas, cafeterías y galerías más modernas de la ciudad

A diferencia de otros barrios modernos de la ciudad, Baltic Triangle no está perfectamente pulido, por decirlo de algún modo, sino que es auténtico, orgánico, emocionante.

Las antiguas naves de ladrillo rojo dominan la escena de Waterfront. Foto Rod Edwards VisitBritain

Las antiguas naves de ladrillo rojo dominan la escena de Waterfront. Foto: Rod Edwards | VisitBritain.

[Para leer más: El hotel que todo fanático de The Beatles debería conocer]

Arte urbano y ‘healthy food’

En Jamaica Street, el corazón del barrio, nos da la bienvenida, como si de una declaración de intenciones se tratase, el mural For all the liver birds, de Paul Curtis, una de las firmas más representativas del street art de la ciudad.

Otra de sus obras, Abbey Road Crossing, es un trampantojo que juega con la portada del disco de The Beatles y el paso de cebra que atravesaban los músicos. Esta obra nos espera en la Cains Brewery, la antigua fábrica de cerveza Cains, y cuyos bajos están ahora tomados por bares, restaurantes y tiendas.

Allí encontramos, por ejemplo, el Ryde Café, una de las paradas imprescindibles en el barrio. Abierto en 2016, no solo ofrece buen café y uno de los brunch más apetecibles del Baltic Triangle, sino que también se ha constituido como uno de los puntos de encuentro de la comunidad ciclista local así como de los amantes de la comida sana.

Ryde exterior. Foto Ryde

Ryde Cafe, en Baltic Triangle. Foto: Ryde.

¿Una rave en un garaje? Camp and furnace es tu lugar, como lo es Constellations si prefieres dejarte sorprender por un jardín urbano con música en directo y excelente comida -rápida pero sana-. Además del jardín cuentan con otros espacios en los que siempre está pasando algo, desde conferencias y exposiciones a cualquier experiencia creativa, fiestas o eventos de todo tipo.

Si Baltic Triangle es más bohemio, el barrio de Ropewalk tiene un aire más chic

Además, recorre sin prisas el Baltic Market para comer en la calle, disfrutar de bares y cervecerías tradicionales y de los ‘gin gardens’.

Baltic Triangle. Foto Chris Law VisitBritain

Baltic Triangle está plagado de propuestas de ocio y gastronomía. Foto: Chris Law | VisitBritain.

Ropewalks

Saliendo de Baltic Triangle, dejando a nuestras espaldas el río y atravesando Chinatown entramos en Ropewalks, otro barrio a tener muy en cuenta en la ciudad.

Sus viejos almacenes (otra vez el ladrillo rojo) están plagados de tiendas vintage, galerías, cafeterías y bristrós de aire chic.

Su nombre procede de los cordeleros que vivían y trabajaban en la zona durante el siglo XIX, cuando Liverpool era uno de los grandes puertos del mundo -se dice que por la ciudad pasaba el 40% del comercio mundial-.

Las construcciones de estilo industrial quedaron después en el olvido durante años, pero hoy disfrutan de una segunda vida que late en lugares como Bold Street, la calle adoquinada que es hoy el corazón del barrio.

Cine, galería, tienda y cafetería. Foto FACT.

Cine, galería, tienda y cafetería. Foto: FACT.

A un paso está FACT, la Fundación por las Artes y la Tecnología Creativa, cuya espectacular sede está en el nº88 de Wood Street. Cuando abrieron sus puertas en 2003 hacía exactamente 60 años que no se inauguraba un centro artístico en la ciudad. Hoy es uno de los espacios culturales alternativos más alucinantes del mundo, con cine, galería de arte y cafetería, donde lo mismo te encuentras una performance de Shia Lebouf que puedes imprimir tus propias creaciones en 3-D.

En Liverpool se encuentra el barrio chino más antiguo de Europa, al que se accede por una monumental puerta de más de 13 m de altura

También merece una visita el Bluecoat, en un edificio con 300 años de historia y una programación de artes visuales, literatura, música, danza y arte en vivo (y un delicado patio donde aprovechar cualquier rayo de sol) y la que localmente conocen como La iglesia bombardeada, antiguamente Iglesia de San Lucas y que fue dramáticamente dañada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Hoy alberga diferentes eventos que van desde mercados a conciertos e, incluso, bodas.

¿Un bocado? Prueba las hamburguesas veganas de Frost Burgers, de la youtuber Monami Frost, o Mowgli y su increíble comida india.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de FROST BURGERS ❄️🍔 (@frost.burgers) el

Mercados como el de la calle Duke, el más nuevo de la ciudad, con alrededor de 60 propuestas, y cafeterías como Mother Espresso, Leaf o Bruch Club son otras buenas elecciones.

Vida nocturna

Ropewalks se transforma durante la noche en una de las zonas más sugerentes para tomar una copa y disfrutar del ambiente, ya sea en bares como Heebie Jeebies, Kazimier Gardens y Pogue Mahones o clubes como The Jacaranda, con conciertos de bandas emergentes y una tienda de discos e incluso el famoso pub Cavern Club, el mítico local que vivió el nacimiento de los Beatles (aquí tocaron unas 300 veces al inicio de su carrera). Por su escenario han pasado también artistas de la talla de los Rolling Stones, The Kinks, Elton John, Paul McCartney o Adele.

La música sigue en Arts Club, Sound Basement -conciertos muy íntimos- y Zanzíbar.

The Cavern Club. Foto GettyImages

The Cavern Club. Foto: Getty Images.

Chinatown

En la calle Nelson comienza el barrio chino más antiguo de Europa. Su imponente arco, de 13,5 m de altura y realizado con piezas que se trajeron expresamente desde Shanghái, ciudad hermanada con Liverpool, da acceso a un área multicultural bien surtido de restaurantes chinos y asiáticos, además de supermercados. También acoge una sonada celebración del Año Nuevo Chino.