Los enclaves turísticos que visitó Merkel en Galicia

Los enclaves turísticos que visitó Merkel en Galicia

Recorre seis kilómetros entre bosques de pinos y eucaliptos por una zona inundada por la cultura castrexa

Redacción

La Coruña

24/08/2014 - 13:09h

Mariano Rajoy recibe a Angela Merkel en Lavacolla
Angela Merkel ha dejado hueco en su apretada agenda para recorrer seis kilómetros del Camino de Santiago junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La reunión de trabajo, con la mirada puesta en el consejo europeo del día 30, será el lunes, pero este domingo ambos mandatarios se han encontrado por senderos de tierra y entre bosques de eucaliptos y pinos.

En un principio se pensó que la caminata arrancaría desde el Monte do Gozo, zona elevada desde la que se divisa Santiago de Compostela y lugar donde antiguamente los peregrinos se arrodillaban en una pequeña capilla dando gracias por haber llegado hasta allí.

Hoy es una extensión de terreno con un gran albergue y el espacio donde, por ejemplo, ofrecieron un concierto memorable los Rolling Stones.

Punto de partida

Pero Merkel y Rajoy no partieron de allí. No se arriesgan. Su recorrido comenzó en O Pedrouzo, en el Ayuntamiento de O Pino, localidad donde ejerció la medicina el abuelo del presidente del Gobierno, Manuel Brey. El trayecto desde O Pedrouzo a Santiago de Compostela es el último tramo del camino francés.

El peregrinaje de la canciller alemana confirma, en cierta forma, el auge de la ruta jacobea en Alemania, que se encuentra entre los países más fieles al Camino. El 8,4% de los peregrinos que llegan a Compostela son alemanes.

El tramo elegido cambia desde los eucaliptales del comienzo hasta bosques de pinos y robles. Y evoluciona también su marcha, comenzando llano, siguiendo por una notable pendiente hasta Lavacolla.

Milenarias piezas de cerámica

En el primer trecho, Rajoy y Merkel cruzaron las aldeas de San Antón y Amenal.  Se encuentran restos de cultura castrexa, incluido el castro de Tarroeira, que han proporcionado milenarias piezas de cerámica, algunas de ellas conservadas en el museo arqueológico e histórico de San Antón, en A Coruña.

Dictan los preceptos del camino como visita obligatoria la capilla de San Marcos, en el monte do Gozo, y la entrada en la ciudad por el barrio de San Lázaro hasta Porta do Camiño, el espacio simbólico por el que se accede al casco histórico de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Recorrido por Santiago

Pero Rajoy y Merkel se detuvieron en Lavacolla, donde fueron recibidos por numerosas cruces depositadas por peregrinos en el perímetro del aeropuerto que marca la entrada al Ayuntamiento de Santiago, señalizada con un monolito ataviado con los símbolos del Camino: el bordón, la calabaza y la vieira.

En la agenda de Merkel y Rajoy también estaba un paseo por el centro histórico compostelano, una visita a la catedral y una cena privada en un restaurante ubicado en una de las zonas más turísticas de Santiago, la calle del Franco, con numerosos establecimientos hosteleros.