Los españoles pierden el miedo a salir en Semana Santa

Los españoles pierden el miedo a salir en Semana Santa

A la alta ocupación hotelera se ha sumado el aumento del gasto entre los turistas

Redacción

Barcelona

06/04/2015 - 12:52h

Una playa de la costa española

Las expectativas que los hoteleros preveían para esta Semana Santa se han cumplido. El buen tiempo y la alta ocupación en los establecimientos del sector han permitido que la tendencia observada en 2014 continúe.

Las reservas de alojamientos turísticos han crecido entre el 20% y el 22% en relación al mismo periodo. Los destinos con más demanda han sido, como acostumbra en este periodo del año, las islas Canarias y los lugares de costa, además de las poblaciones con una larga tradición de festejos y procesiones durante la Pascua.

Buen tiempo para las procesiones

Dentro de este grupo, Sevilla ha sido otra vez uno de los centros de atención y afluencia durante la festividad que está a punto de acabar. Las temperaturas veraniegas que se han vivido durante el día han ayudado a que los hoteles de la ciudad colgasen el cartel de lleno en la primera mitad de la Semana Santa, en la que se incluye el día grande de las celebraciones sevillanas, el Domingo de Ramos.

Desde la asociación de hosteleros de la capital hispalense también se apuntaba, a falta de conocer los datos oficiales, los buenos números que recogían las cajas registradoras de los negocios en la ciudad.

La alta afluencia de turistas en destinos de costa –influenciada, según el sector, por los turistas que han desechado Túnez-, ha provocado que, en lugares como Fuerteventura y Lanzarote, haya aumentado el 10% y el 15% el número de plazas hoteleras, respectivamente. Por su parte, en la Comunidad Valenciana, la ocupación se ha situado en el 85% en el litoral y en torno al 60% en el interior.

Por destinos

En porcentajes, los destinos con los niveles de reservas más altos son Lanzarote, con el 88,6%; Sevilla, 87,7%; Madrid, 82,3%; y Gran Canaria, 78,7%. Todos ellos, más de diez puntos por encima respecto a los niveles registrados el año pasado.  

Resulta sorprendente el caso de Santiago de Compostela, donde las previsiones de los hoteleros y organismos oficiales situaban la ocupación entre el 50% y el 80%. Sin embargo, finalmente, las estimaciones se han quedado cortas y muchos de los establecimientos de la capital gallega han llenado el 90% de sus habitaciones desde el Jueves Santo.