Los golfistas madrileños, a por los hoyos de la Comunitat

Los golfistas madrileños, a por los hoyos de la Comunitat

El AVE e Iberia Express abren las puertas de los federados de Madrid hacia los centros deportivos valencianos

Campo de golf de Valencia
“Lo importante es que venga gente a jugar al golf”, explica Fernando Molina, de la Federación de la Comunidad Valenciana, sobre un deporte que a pesar de relacionarse con determinados círculos sociales no sólo se mantiene, sino que sigue creciendo en las provincias valencianas. Este negocio mueve de media 900 euros por viaje y persona y tiene en el turista madrileño su mayor seguidor. Entre los golfistas españoles, los de Madrid suponen el 32% del total, seguidos de los propios valencianos, con un 14%.

“Esperamos que el AVE sea un impulso para la llegada de clientes madrileños. En Madrid es más difícil acceder a los clubes porque algunos son muy exclusivos”, asegura Molina. En la capital madrileña cuentan con 48 centros para cubrir la demanda de 96.397 federados, mientras en la Comunitat hay una decena menos para una cuarta parte, 22.745 golfistas.

Si a ello se le añaden mayores facilidades de acceso, las ventajas se duplican. Una idea que también comparten los clubes de la costa Blanca, donde se concentra la mayor oferta. “La Comunitat recibió 300.000 visitantes en 2011”, detallan desde la asociación de campos de golf de esta zona alicantina, que mientras esperan la llegada del AVE prevén que con las conexiones de la nueva low cost de Iberia, Iberia Express, “el flujo fe visitantes de Madrid sea mayor”.

De centros sociales a ‘miniciudades’

“En los últimos dos años se han abierto tres campos más en la Comunitat” lo que amplía la oferta a un total de 30 entre las tres provincias, siendo Alicante el mayor centro golfista con 19. En concreto, en 2011 se abrieron las instalaciones del campo de golf de La Galiana (Valencia) y en 2010, Las Colinas y la Font del Llop (Alicante). Un amplio abanico para las variadas exigencias del público.

Desde el socio más local que busca en estos centros un club social donde reunirse en petit comité con otros federados, al golfista que se decanta por grandiosas instalaciones donde disfrutar, en un sentido más amplio, del deporte al aire libre. Una oferta que podría extenderse en un futuro no muy lejano porque “hay varios proyectos en las tres provincias de la Comunitat que saldrán adelante”, según Molina.

La crisis también se nota

La Comunitat es la cuarta autonomía con mayor número de jugadores de golf amateur, sólo superada por Madrid, Andalucía y Catalunya.

No obstante, aunque en los últimos años la tendencia del número de federados ha sido creciente, en 2011 las licencias han caído el 2,2% porque “la crisis también se ha notado”, comenta Molina. Como consecuencia. algunos clubes han adaptado sus tarifas e incluso “hacen ofertas para los madrileños” con el fin de atraer a uno de sus mayores clientes.

A pesar de la coyuntura actual, “no ha cerrado ningún campo de golf de la Comunidad Valenciana”. Con un ajuste económico en los servicios que ofrecen consiguen mantenerse a flote.