Los hoteleros de Madrid y Valencia luchan por los 20 millones de euros de la final de la Copa del Rey<br />

Los hoteleros de Madrid y Valencia luchan por los 20 millones de euros de la final de la Copa del Rey<br />

El Barça y el Athletic de Bilbao apuestan por el estadio del Bernabéu. El Real Madrid alude a unas obras en el campo para rechazar la petición<br />

CARLOS AGUILÓ

16/02/2012 - 16:56h

La final de la Copa del Rey de fútbol no sólo se jugará en el césped. Aunque en lo deportivo, y con un balón de por medio, serán el Barcelona y el Athletic de Bilbao quienes lucharán por el título, también hay otro partido ya en marcha en los despachos. Los empresarios y hosteleros de Madrid y Valencia han iniciado la pugna por acoger un evento que según calculan podría reportarles unos beneficios económicos de más de 20 millones de euros, unos ingresos que consideran irrenunciables para uno de los sectores más afectados por la crisis.

Por ello, las principales asociaciones de hosteleros de Madrid y Valencia han decidido presionar a sus gobiernos autonómicos para que se impliquen y medien ante los clubes en la elección de la sede. Tras una semana de primeros contactos llenos de dudas, incógnitas y alguna negativa, la pugna entre el Santiago Bernabéu y Mestalla ya no es una simple decisión deportiva, sino que ha trascendido hasta convertirse en casi una cuestión de Estado.

Los primeros en golpear han sido la asociación empresarial madrileña de hostelería La Viña, que ha remitido una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a la alcaldesa, Ana Botella, y al presidente de CEIM, Arturo Fernández, para que intenten convencer a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para que ceda el estadio Santiago Bernabéu. La opción preferida para Barça y Athletic.

Recortes en deporte

Para los hosteleros valencianos, la final de la Copa del Rey supondría una inyección económica en un año en el que el Consell, hogado por el déficit público, pretende rebajar el caché o incluso descartar algunos de los principales eventos deportivos en la ciudad. Ha renunciado al Global Champions Tour de hípica, está en duda el futuro del Open 500 de tenis y en negociaciones con Ecclestone sobre la Fórmula 1.

Antes este escenario, la final de la Copa del Rey es un acontecimiento rentable sin apenas necesidad de inversión.

Fin de semana

De momento, y según los cálculos del colectivo, están en juego cerca de 20 millones de euros si se juega en el Bernabéu, con capacidad para 85.000 espectadores. Una cantidad muy superior a la de otros años. La final se jugará en sábado o domingo, aún no hay fecha fija, por lo que muchos aficionados podrán aprovechar la oportunidad para viajar todo el fin de semana.

De hecho, estiman que cada persona gastará a lo largo de los dos días una una media de 250 euros en hoteles, restaurantes, transporte y compras. En caso de jugarse en Mestalla, la cifra global sería inferior, ya que el estadio valenciano sólo dispone de 50.000 asientos.

El Real Madrid no cede el Bernabéu

En un principio, la elección parecía sencilla. Tanto Barcelona como Athletic han mostrado públicamente su deseo de jugar en Madrid. Se trata de un punto intermedio entre ambas ciudades, pero sobre todo porque sería la única ciudad con posibilidad de de absorber tanta demanda de entradas. La diferencia de 35.000 asientos entre el Bernabéu y Mestalla es determinante para dos equipos que ya jugaron idéntica final en Valencia en 2009.

Pero el Real Madrid se ha negado en redondo. El club ha alegado obras en su estadio desde que acabe la Liga el próximo 13 de mayo. Aseguran que tienen previsto acometer una profunda reforma para renovar una cuarta parte de los asientos y que, en caso de ganar la Champions League, tampoco podrían celebrarla en su campo.