Los hoteles rusos disparan sus precios un 800% para el Mundial

MEl Mundial de Fútbol siguió dando alegrías a los hoteles europeos en julio.

Los hoteles rusos disparan sus precios un 800% para el Mundial

Más del 10% de los hoteles inspeccionados por el gobierno ruso aumentaron sus tarifas de manera desmedida

La Copa Mundial de Fútbol, que se realizará en Rusia entre el 14 de junio y el 15 de julio, despertó una fiebre especulativa entre los hoteles del país. Para esas fechas, el organismo que controla los derechos del consumidor detectó aumentos de hasta el 800% en las tarifas de los alojamientos.

Este organismo, Rospotrebnadzor, inspeccionó más de 12.000 hoteles en los últimos meses, y en más del 10% (unos 1.500 establecimientos) detectó aumentos desmedidos y otras irregularidades, como la falta de permisos.

Aumentos de hasta el 817%

Los aumentos más desproporcionados son los registrados en la región de Kalilingrado, el enclave ruso situado entre Polonia y Lituania, donde se detectaron aumentaron de hasta un 817% en hoteles.

En Kalilingrado y Sverdlovsk se detectaron aumentos en hoteles superiores al 800% para el Mundial de Fútbol

No muy lejos en la especulación se encuentra Sverdlovsk, a más de 1.400 kilómetros al este de Moscú. Allí hay hoteles que dispararon sus tarifas un 807% para ese período.

La tercer ciudad con los aumentos más desmedidos es Sverdlovsk, situada junto al río Volga, donde los alojamientos presentaban precios con un 244% de aumento.

Restricciones del gobierno ruso

El gobierno de Vladimir Putin impuso una regulación de las tarifas hoteleras para evitar aumentos desproporcionados durante el Mundial de Fútbol.

Desde que comenzaron las inspecciones el gobierno ruso aplicó multas por más de 90.000 euros y creó una “lista negra” con 217 hoteles, acusados de incrementos injustificados.

Los hoteles que más aumentaron son aquellos que no están categorizados, o que son hostales de baja categoría. Le siguen los de dos y tres estrellas, mientras que en los de categoría superior los incrementos son, en comparación, más leves.

Las ciudades con más aumentos

San Petersburgo y Moscú son las ciudades con menor cantidad de aumentos desmedidos, pese a tener la mayor oferta hotelera del país. En tanto, la mayor cantidad de multas fueron aplicadas en Kaliningrado y Krasnodar.

En la capital rusa, una noche en un hotel de cuatro estrellas cuesta en esta época del año 112 euros la noche, pero en la primer semana del mundial trepa a 527 euros.

En tanto, en San Petersburgo un hotel de la misma categoría, que para el 25 de abril ofrece habitaciones a 78 euros, las suben a 263 euros para cuando comience la competencia deportiva.