Los locales de ocio nocturno de Cataluña estiran la hora del cierre

Los locales de ocio nocturno de Cataluña estiran la hora del cierre

Los bares y discotecas estarán abiertos en festivos y en vacaciones durante más tiempo para mejorar las ventas

REDACCIÓN

24/11/2011 - 18:17h

Todos los locales de ocio nocturno catalanes podrán cerrar más tarde de forma automática en festividades específicas y determinados periodos de vacaciones, según establece el proyecto de orden de regulación de horarios de establecimientos abiertos al público, espectáculos y actividades recreativas.

El portavoz de la Federación Catalana de Actividades Recreativas Musicales (Fecasarm), Joaquim Boadas, ha celebrado la noticia que da respuesta a una reivindicación histórica del colectivo, que en cada festivo debía remitir una solicitud a la Delegación del Gobierno y a los distintos ayuntamientos, que daban respuestas arbitrarias entre sí.

Además de aportar seguridad jurídica a los empresarios nocturnos, la orden, que el colectivo espera que entre en vigor para Nochevieja, permitirá que éstos puedan realizar una planificación de los recursos.

Como novedad para Fin de Año, los locales podrán abrir hasta las 7:30 horas, lo que significa un "máximo histórico", teniendo en cuenta que hasta ahora la ley marca la apertura máxima a las 7 horas. Además, los bares musicales podrán abrir desde las 12 horas del mediodía, y no de las 17 horas como ahora.

Las ampliaciones automáticas del horario general establecen excepciones por "motivos de seguridad y en el caso de que se causen molestias a los vecinos".

Fiesta y gastronomía

Según el secretario general de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida, el 20% de los 57 millones de turistas extranjeros que en el último año viajaron a España lo hicieron atraídos por su ocio nocturno, mientras que el resto participó de alguna u otra forma en 'la noche' española.

En este sentido, el responsable ha señalado que se ha vendido la marca de España en el exterior y los turistas han indicado que esta marca les provoca "ocio, turismo, fiesta y gastronomía", por este orden.