Los mejores destinos para zambullirse en el color del 2020

Santorini. Foto: Jonathan Gallegos | Unsplash.

Los mejores destinos para zambullirse en el color del 2020

Pantone ha hablado: el ‘classic blue’ será el color del 2020, un tono elegante y tranquilo. Estos son los lugares donde sumergirse en el color de moda

Mar Nuevo

Madrid

05/12/2019 - 16:43h

Después de un 2019 que vivimos en living coral, la tonalidad más clásica y atemporal de azul nos acompañará durante todo el 2020, al menos según el instituto Pantone, toda una eminencia en cuanto al color. Un tono, según la firma, elegante en su simplicidad, que aporta paz y tranquilidad. ¿Y si lo convertimos en protagonista de  la próxima escapada?

En cualquier lugar podemos sumergirnos en el classic blue que, según Pantone, “sugiere el cielo al atardecer y sus cualidades tranquilizadoras, como la promesa de protección”. Desde luego es más fácil (en forma de destino) que encontrar que el ultra violet, color del 2018, el greenery, de 2017, el rosa cuarzo, de 2016, y el marsala, de 2015.

Chefchaouen, Santorini, Jodhpur, Maldivas y el Gran Agujero Azul de Belice son algunos de los destinos para viajar y zambullirse en el color de moda

[Para leer más: Al volar, el color también importa]

Chefchaouen, Marruecos

De luz clara y limpia, carácter mediterráneo, intrincadas callejuelas y casas blancas que han servido de refugio a no pocos artistas a lo largo de su historia, la ciudad de Chaouen, Xauen o Chefchaouen aparece con frecuencia entre las ciudades más hermosas del mundo.

Chaouen. Foto: Pixabay.

Chaouen. Foto: Pixabay.

Construida, según una vieja leyenda, a imagen y semejanza de Vejer de la Frontera, lo que más destaca en ella es, sin duda, el azul.

Azules que se declinan en todas las tonalidades imaginables, del celeste al añil pasando por el índigo o el cobalto y que convierten cada fachada y cada puerta en una instantánea perfecta.

Eugéne Delacroix, Maria Fortuny o Henri Matisse son solo algunos de los personajes que se sintieron inspirados por Chaouen, que nos regala rincones como la plaza de Uta al-Hammam, donde se ubican la Alcazaba y una mezquita de base octogonal, y la Mezquita de los Andaluces.

Santorini, Grecia

Y si hay otro lugar en el Mediterráneo donde experimentar en todo su esplendor el classic blue, este es Santorini.

La más famosa de las islas Cícladas ofrece una postal de casas encaladas rematadas por cúpulas azules asomadas al mar en lo que supone la más idílica de las imágenes que todos guardamos en la retina de Grecia.

Cada vista de Santorini es una postal. Foto: Dan Wechter | Unsplash.

Cada vista de Santorini es una postal. Foto: Dan Wechter | Unsplash.

El romántico pueblo de Fira, capital de la isla, las localidades de Imerovigli y la playa de Pyrgos son algunos de sus imprescindibles, como también el área arqueológica de Akrotiri, con restos de una ciudad minoica destruída en el 1.500 a.C. por una erupción volcánica.

Jodhpur, La India

La ‘ciudad azul’ de La India ofrece un casco antiguo plagado de classic blue. Ubicada en el Rajastán, basta subir al fuerte Mehrangarh para divisar desde lo alto los barrios teñidos de azul de la ciudad.

En su origen la tonalidad se empleaba para distinguir dónde vivían los miembros de las castas brahmánicas, pero hoy es el principal rasgo de identidad de toda la ciudad.

El azul, que se pinta y repitan al menos una vez al año para contrarrestar el efecto de los monzones, invade no solo fachadas, sino también puertas, balcones, barandillas, rejas, marcos y hasta escalones.

Vista aérea de los barrios azules de Jodhpur. Foto: Pixabay.

Vista aérea de los barrios azules de Jodhpur. Foto: Pixabay.

Entre los barrios más intensamente azules encontramos los de Makrana Mohalla, plagado de restaurantes populares, y el de Navchokiya.

El Gran Agujero Azul, Belice

A unos 64 km de la costa de Belice, cerca del centro del arrecife Lighthouse, se encuentra este enorme agujero de más de 300 m de ancho y que tiene 123 m de profundidad. Formado tras la última glaciación, hace 12.000 años, cuando la subida del nivel del mar provocó el derrumbe de un sistema de cuevas existente, el enorme círculo azul rodeado de aguas turquesas provoca un efecto totalmente magnético y es considerado uno de los lugares más fascinantes del mundo para bucear y hacer snorkel.

El pasado mes de febrero se revelaron nuevos datos obtenidos tras la expedición científica liderada por Fabien Cousteau, nieto de Jacques Cousteau, que descendió a lo más profundo del sumidero con dos submarinos dotados de alta tecnología que permitieron recoger detalles desconocidos del lugar, entre ellos un área de estalactitas -de cuando el lugar no estaba cubierto de agua-.

Vista aérea del Gran Agujero Azul. Foto Ana López | EFE.

Vista aérea del Gran Agujero Azul. Foto: Ana López | EFE.

Maldivas

Azul, azul y más azul. De la tonalidad del cielo a los mil matices del agua, el classic blue será una constante en cualquier viaje a Maldivas.

En el océano Índico, al sur de la India, este país que en realidad es un archipiélago formado por centenares de islas agrupadas en 26 atolones, no podría entenderse sin el mar.

Su especial formación geográfica regala cientos y cientos de km de costa con algunas de las playas más hermosas del mundo. Sus resorts, que a menudo ocupan por entero una de las pequeñas islas, ofrecen experiencias increíbles como sus villas construidas sobre pilotes que se alzan un par de metros sobre la superficie del mar y que se conectan a la isla por pasarelas de madera. Muchos de ellos, con piscina privada y suelos de cristal, permite dormir, relajarse o comer directamente sobre la vida marina.

Maldivas. Foto: Jailam Rashad | Unsplash.

Maldivas. Foto: Jailam Rashad | Unsplash.