Los siete mejores riads de Marrakech

El riad Tarabel, elegante y moderno, es una de las mejores opciones para descansar en Marrakech.

Los siete mejores riads de Marrakech

Marrakech cuenta con riads diseñados con una lujosa tradición digna de la categoría imperial de la ciudad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/01/2019 - 17:44h

Riad significa ‘jardín’ en árabe, pero en Marruecos también es una alternativa de alojamiento más auténtica, donde la tradición se mezcla con la milenaria costumbre de la hospitalidad. Marrakech tiene alguno de los mejores riads del país, que cumplen con el legado del pasado imperial de la ciudad rosa.

El riad es una vivienda estructurada en torno al patio central, desde donde se distribuyen las habitaciones, algún salón, la cocina y las dependencias de servicio. Su techo abierto permite que sea un sitio fresco durante los tórridos veranos, y suelen estar decorados con cerámicos diseñados con delicadas geometrías.

Para leer más: Claves para descubrir Marrakech sin prisas

En algunos casos también cuenta con una fuente, que antiguamente servía para proveer agua potable, y ahora es un motivo decorativo que aporta una cuota extra de frescura.

Entre los 500 que hay en la ciudad, esta es una selección de los siete riads más recomendados que se pueden encontrar en Marrakech.

La Sultana Marrakech

El riad La Sultana está integrado en el lujoso hotel Palacio de la Bahía, y lleva el estilo marroquí a lo más alto. Los detalles de su decoración, entre las pinturas y las molduras doradas, crean un ambiente exótico y opulento.

Entre sus instalaciones se encuentran un solárium, un elegante mirador de celosía en el jardín, una piscina climatizada y un spa con columnas que recuerdan al palacio de algún sultán. De ahí la inspiración para su nombre.

sultana

Las suites, como es de esperar en un establecimiento de cinco estrellas, presentan toda clase de comodidades, entre ellas amenities como albornoz y zapatillas, vestidor y balcón con vistas.

La Maison Arabe

Cerca de la plaza Jemaa el Fna, el corazón de Marrakech, La Maison Arabe tiene la fama de ser el primer riad abierto como hotel en la ciudad.

Luego de un intenso proceso de reformas encarados por su propietario, el aristócrata Fabrizio Ruspoli, presenta 26 habitaciones de lujo. Cada una presenta un estilo diferente, pero en todas pareciera estar en la tienda de un anticuario de alta categoría.

maison 2

El centro del edificio está presidido por una piscina, y a los costados se despliegan las mesas de sus tres restaurantes. Se dice que personalidades como Jackie Kennedy, Charles de Gaulle y Winston Churchill probaron sus manjares.
 


Fabrizio Ruspoli describe cómo creó La Maison Arabe

La Mamounia

La Mamounia siempre se encuentra entre los rankings de los mejores riads de Marrakech. Distinguido con numerosos premios, entre ellos obtuvo el de mejor hotel urbano del mundo 2018.

El establecimiento cuenta con tres riads, recomendado para los que buscan una mayor privacidad pero sin perder un ápice del lujo del hotel.

El hotel que acoge los riads de La Mamounia es uno de los más elegantes de Marruecos

Su decoración abunda en escultura y molduras llenas de arabescos, además de tejidos ricos en texturas, contrastes de colores y juegos de luces y sombras.

mamouina

Las fuentes y estanques crean un circuito de agua que aporta frescor y relajación, en un establecimiento que pasó por cinco renovaciones, para revivir sus años de oro.

Cada riad es de 700 metros cuadrados, y constan de un salón y un comedor interior, patio con piscina y tres habitaciones, una de ellas en suite.

Riad Mena & Beyond

Esta casa reconvertida en alojamiento se aleja del estilo oriental de la mayoría de los riads y presenta una decoración más moderna y minimalista, que potencia sus proporciones armónicas. Con terrazas escalonadas y una piscina de ocho metros, las seis amplias suites se despliegan alrededor de un jardín con palmeras, cítricos y plátanos.

mena

Para leer más: Marruecos venderá el hotel más icónico de Marrakech

Las amenities son de productos orgánicos, en la cocina los huéspedes son libres de servirse snacks en cualquier momento del día, y el spa ofrece servicios de hamman y masajes. Las sesiones de yoga y meditación se hacen con expertos especialmente invitados.

Riad Joya

La arquitectura del Riad Joya despliega una paleta de tonos que recuerdan al desierto, entre marrones y beiges. Alrededor del patio se encuentran siete habitaciones en suite de estilo eclético, con muebles hechos de cedro hechos a medida, con esculturas de bronce, y detalles de lino, seda y terciopelo.

riad joya

Las linternas dan una luz tenue en el hamman tradicional, mientras que el discreto personal del bar en la azotea ofrece aperitivos a los huéspedes que dejan pasar el tiempo junto a las dos piscinas.  

Riad Vert

Con siete habitaciones en suite, el Riad Vert profundiza en el concepto de decoración tradicional, con paredes blancas, artesanías textiles en las paredes y en los sillones y un salón en común ideal para socializar.

riad vert

Cada mañana se ofrece un abundante desayuno al estilo marroquí, y su restaurante se especializa en la cocina marroquí, a precios accesibles.

Riad de Tarabel

En el Riad de Tarabel el patio central cuenta con seis naranjos erguidos como centinelas, rodeados de un césped que parece una alfombra verde.

Esta antigua mansión se viste con una vibrante combinación de luces que dan un aire romántico y elegante, que combinan con la opulencia de sus muebles de estilo Segundo Imperio.

tarabel 2

Las tumbonas del patio permiten descansar tras un día de recorrido por los zocos de la ciudad, y al momento de comer, el riad cuenta con un recomendado bar y restaurante especializado en platos regionales.

Cada una de las 10 habitaciones tiene un estilo de discreta elegancia, y en algunos casos, también cuenta con una tina de baño que pareciera comprada en una tienda de antigüedades.