Los mercadillos navideños se blindan ante el terrorismo

Berlín invirtió 2,5 millones de euros en incrementar la seguridad en su mercadillo navideño.

Los mercadillos navideños se blindan ante el terrorismo

Tras el atentado de Estrasburgo y a dos años del ataque en Berlín se extreman las medidas de seguridad en torno a los mercadillos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

13/12/2018 - 16:38h

El ataque de Estrasburgo disparó las alarmas anti terroristas de Europa. El atentado que dejó tres muertos y diez heridos elevó las medidas de seguridad en torno a los mercadillos navideños en Europa.

Las autoridades francesas siguen buscando a Chérif Chekatt, el agresor que atacó a disparos a los visitantes al mercadillo de esta ciudad cerca de la frontera con Alemania, uno de los más grandes y populares del continente.

Los 700 agentes no solo participan en las pesquisas sino que también extreman la vigilancia en el centro histórico. Sin embargo las paradas navideñas cerca de la Catedral todavía están cerradas.

EEUU y el Reino Unido advierten

El Foreign Office advirtió a los ciudadanos británicos que la amenaza terrorista no cesa en Europa, y por ello “la vigilancia se incrementa en las fechas de Navidad y Año Nuevo, tanto en los mercadillos como en cualquier sitio donde se puedan congregar multitudes”. “Hay que estar atento a las indicaciones de las autoridades locales”, añadió.

Alrededor de los mercadillos navideños se pueden ver furgonetas policiales y miembros de las fuerzas de seguridad con chalecos antibalas y armas pesadas

También Estados Unidos advierte a sus ciudadanos que Europa mantiene la alerta anti terrorista en sus principales destinos turísticos. En el caso de España, le otorga un nivel de alerta dos, aunque el Ministerio del Interior lo eleva a una escala de cuatro sobre cinco.

Más presencia policial

Ya sea en Barcelona, Praga, Budapest o Varsovia, alrededor de los mercadillos navideños se pueden ver furgonetas policiales y miembros de las fuerzas de seguridad con chalecos antibalas y armas pesadas.

Los organismos de turismo aceptan el incremento de las fuerzas de seguridad y buscan la manera de evitar que incomode a los visitantes. “Como en los últimos años las medidas de seguridad son muy visibles. Hay más barreras físicas y policías uniformados además de una mayor presencia de cámaras y otras medidas”, dijo el presidente ejecutivo de Visit Bath (Reino Unido) a Travel and Leisure.

Medidas en Berlín

Berlín es una de las ciudades que más incrementan las medidas de seguridad. Hace dos años un terrorista embistió con un camión a la multitud que realizaba compras en el mercadillo de la plaza Breitscheidplatz, junto a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm. El ataque causó 12 muertos y 48 heridos.

berlin mercadillo medidas
Los accesos en torno al mercadillo de Berlín están reforzados con todo tipo de protección.

En este y otros mercados se instalaron bolardos, bolsas de arena y bloques de hormigón en los accesos, mientras que guardias de seguridad privados como policías de uniforme o de civil se encargan de que todo este bajo control.

En torno a la plaza Breitscheidplatz de Berlín se colocaron bolardos, sacos de arena y bloques de hormigón para impedir el acceso de vehículos

“Este año es diferente a los anteriores. Ahora el desafío es como combinar la seguridad con el placer de disfrutar de los mercadillos. A pesar de las medidas, la accesibilidad a las visitas están garantizadas”, dijo Uwe Timm, consejero delegado del organismo de promoción AG City.

Importante inversión

La ciudad invirtió 2,5 millones de euros en reforzar las protecciones a la plaza para evitar que un vehículo como aquel camión de 40 toneladas pueda irrumpir en el lugar.

Además de las fuerzas uniformadas, los paseos también cuentan con una abundante presencia de policías vestidos de civil que vigilan a la multitud que se congrega en el lugar.

También en Roma

Roma, además de incrementar la seguridad en sus mercadillos, también ha destinado más uniformados a vigilar puntos de alta concentración como el Coliseo o el Foro, además de los museos más populares como el del Vaticano.

El responsable del cuerpo de policía, Guido Marino, dijo que se incrementaron los controles en los puestos de Roma y en las ciudades cercanas, como Prati, Ostia, Fiumicino y Mentana, además de las calles comerciales Via del Corso y Via dei Condotti en la capital italiana.