Los recortes del Imserso golpean a los balnearios gallegos

Los recortes del Imserso golpean a los balnearios gallegos

El sector asegura que el número de plazas conveniadas con este organismo y con la propia Xunta ha caído considerablemente este año

Balneario de Carballo (A Coruña)
Los balnearios son uno de los orgullos del sector turístico gallego, sin embargo, la crisis también los ha tocado de lleno. Desde el sector aseguran que este año recibirán un mazazo más, añadido a la mala situación económica: los recortes del Estado en los presupuestos al Imserso. Hasta ahora este organismo llevaba cada año a los balnearios de la comunidad a más de 17.000 mayores para que recibiesen terapias con agua.

El sector no sólo teme a la bajada de las plazas conveniadas con el Imserso, sino que apunta también al descenso de las que gestionaban con programas de la Administración gallega. “Anterior a este programa del Imserso existía uno con la Xunta de Galicia por el cual se reservaban unas 2.500 plazas cada año. Este año, esa cantidad ha caído hasta las 700”, explica Benigno Amor, el presidente de la Asociación de Balnearios de Galicia.

Pérdida de puestos de trabajo

Amor manifiesta que los recortes en las partidas que reciben del Imserso se traducirá en la pérdida de puestos de trabajo. “Aunque todavía no es oficial, comentan que la bajada al sector se puede cifrar en un 10%, un porcentaje muy importante teniendo en cuenta la situación actual. Con esos recortes muchos balnearios no podrán aguantar la plantilla que tienen todo el año”, explica.

Desde Balnearios de Galicia alertan de que estos establecimientos hoteleros son, en su mayoría, una fuente de ingresos importante para las localidades en las que se encuentran. En 2010, los balnearios gallegos daban empleo a más de 1.350 trabajadores, además de generar unos 5.000 puestos indirectos. Por otro lado, el 90% del sector está en manos de empresariado gallego.

Escasa promoción de Turespaña


Benigno Amor explica que las excursiones organizadas por el Imserso son muy importantes ahora mismo para el sector, teniendo en cuenta la bajada que ha experimentado por la crisis y por la falta de promoción. “Los balnearios gallegos sólo tienen clientes gallegos o españoles. El turismo termal apenas se conoce a fuera del país”, comenta Amor, que opina que Turespaña no genera una publicidad adecuada.

Un reciente informe de Turespaña asegura que, de todo el país, “Galicia es el destino con mayor potencial de penetración en el mercado internacional desde el punto de vista de la oferta de estaciones termales”. Sin embargo, desde los balnearios gallegos se quejan de este escrito ha quedado en “una declaración de intenciones”.