Los ricos del Gumball topan con lo peor de la marca Barcelona

Los ricos del Gumball topan con lo peor de la marca Barcelona

La carrera ilegal de coches de lujo recala en Ibiza tras robos, caos y multas en la Ciudad Condal

Ignasi Jorro

Barcelona

12/06/2014 - 14:24h

La carrera de multimillonarios Gumball 3000, que une Miami con Ibiza, se topó con la parte oscura de la marca Barcelona en la etapa de ayer en la Ciudad Condal. El tramo discurría entre París y Barcelona, y estuvo marcado por las multas, empujones, ausencia total de seguridad y robos. El evento ilegal finaliza hoy en Ibiza con un macro-fiesta vip en dos glamurosas discotecas.

Antes, los niños bien que participan en la edición de este año desataron la locura ante el hotel W o "vela" de Barcelona a su llegada desde París. La caravana de coches fue recibida por una nutrida presencia de aficionados y "tuneros" y ausencia total de policía. Hubo empujones, conatos de atropello, robos de material y hasta desapareció la maleta de uno de los participantes. Con todo, los Mossos d'Esquadra han confirmado que multaron a 45 participantes desde su entrada por el paso fronterizo de La Jonquera.
 
 
Los Mossos pusieron 45 multas en carretera, pero la llegada a Barcelona fue caótica
 
Ya confinados en el W, los multimillonarios disfrutaron de la puesta de sol y expusieron sus vehículos customizados. Harán los mismo en el Puerto de Ibiza, etapa final del Gumball de este año. Después, sin embargo, la fiesta continuará hasta entrada la madrugada con sendas sesiones de música electrónica en las discotecas Destino Ibiza y Tox Club Privé.

La organización ha cerrado un cartel de lujo para las dos fiestas privadas de clausura, con artistas de la talla del rapero británico Tinie Tempah.

Cabe recordar que el acceso a las etapas y fiestas "backstage" del Gumball está restringido. De hecho, para participar en la carrera los organizadores piden 50.000 euros por equipo y 25.000 euros más por piloto adicional. Además, los acaudalados participantes se deben costear el coche, material, manutención y las numerosas multas que pagan durante los 5.000 kilómetros por los que transcurre la carrera.
 
 
El Gumball cuesta 50.000 euros por equipo más material, manutención y multas
 
El Gumball nació en 1999 como carrera ilegal para millonarios en el Reino Unido. En su edición de 2014, los 20 equipos participantes han salido de Miami para recalar en el circuito de Daytona, Atlanta, el circuito de NASCAR de Charlotte y Nueva York (Estados Unidos), Edimburgo, Manchester y Londres (Reino Unido), París y el Circuito de Albi (Francia) y Barcelona, Denia e Ibiza.

Desde su nacimiento, el show privado ha sido blanco de numerosas críticas por la conducción irresponsable de sus participantes, extrema exclusividad y conductas peligrosas. De hecho, un accidente en Macedonia en la edición de 2007 causó la muerte a dos viajeros que no participaban en el evento. Los conductores causantes, que fueron condenados, intentaron huir dos veces del país tras el siniestro antes de ser interceptados por la policía.