Los turistas americanos dejan a Cuba sin cerveza

Los turistas americanos dejan a Cuba sin cerveza

El incremento de visitantes agota la bebida nacional de la isla

Sonsoles Vázquez

Madrid

12/05/2016 - 18:12h

Un bar de la Habana Vieja

Los bares y cafés cubanos son incapaces de satisfacer la sed de los turistas. Por ejemplo, la cervecera Bucanero, propiedad del gobierno cubano y del grupo belga Anheuser-Busch InBev, ha tenido que importar 3 millones de cajas de esta bebida desde República Dominicana mientras se plantea crear urgentemente una nueva fábrica.

Sin capacidad de producción

Según la prensa local, las cerveceras cubanas acaban de firmar contratos por valor de 22 millones de cajas de cerveza, lo que sobrepasa por completo su capacidad de producción. Paralelamente, esta situación está provocando la entrada masiva de marcas importadas, como la holandesa Heineken, la dominicana Presidente o la mexicana Sol.

Ha sido Mayle González, directiva de Bucanero –que produce las marcas nacionales Bucanero, Cristal, Mayabe y Cacique-, la que ha declarado a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que "la creciente llegada de turistas a la isla, especialmente americanos, ha disparado las solicitudes de este producto. Vamos a tener que construir una nueva planta para cubrir estas necesidades".

Un secreto a voces

Estas palabras de González han 'oficializado' además el problema de abastecimiento que viene sufriendo la población local, especialmente desde que el turismo se disparó en Cuba en 2015. Lo que además sucede con la cerveza es que, desde la autorización de restaurantes y bares privados en 2012, se ha intensificado el problema. Los dueños de estos negocios tienen que adquirir su mercancía en las mismas tiendas que el común de los mortales.  

Tanto los pequeños empresarios como los ciudadanos de a pie se ven obligados a acudir a diario a mercados y tiendas estatales para localizar alguna caja de cerveza nacional, mucho más barata que la de importación. Una lata o botella de Bucanero o Cristal, por ejemplo, viene a costar 1 dólar, mientras que la extranjera ronda los 2 dólares. Ante este escenario, ha comenzado a funcionar cierto mercado negro. En muchas esquinas ya hay gente vendiendo la cerveza nacional por 1,25 dólares y la gente se las quita de las manos.

En 2015, Cuba recibió la visita de 3,5 millones de turistas, un 14% más que en 2014. Los visitantes americanos fueron 161.000, un 77% más que el año anterior, a los que hay que sumar los cientos de miles de americano-cubanos. Este año, 100.000 americanos han estado ya en la isla entre enero y abril, un 93% más que en el mismo periodo del año anterior. Y la tendencia continúa avivada por la visita de Barack Obama el pasado marzo.