Los turistas se quejan que en Barcelona… hay demasiados turistas

Exceltur alerta de la masificación de algunos destinos españoles, como Barcelona. CDB/Archivo

Los turistas se quejan que en Barcelona… hay demasiados turistas

El 58% de los visitantes dice que hay demasiada gente en los puntos turísticos. El ruido es el problema más molesto

Equipo Cerodosbé

Barcelona

21/08/2016 - 13:32h

El riesgo de la masificación turística está pasando factura a los mismos visitantes que llegan a Barcelona. Con más de ocho millones de personas que han dormido en la ciudad en el 2015 (y sin contar a los más de dos millones de cruceristas que pernoctan en los barcos), el movimiento turístico puede ser jugar en contra.

Es que tantas y tantas personas fastidian hasta a los mismos turistas. Restaurantes recomendados en guías que no tienen sitios libres, largas colas bajo el sol o el frío para visitar la Sagrada Familia, y emprender un pequeño combate a los codazos para retratarse con la salamandra del Park Güell son algunas de las postales que dejan el aluvión turístico en la ciudad.

Según una encuesta sobre la Actividad Turística en Barcelona, el 58% de los visitantes considera que hay demasiada gente para poder visitar la ciudad cómodamente. Sin embargo, la ciudad obtiene una notable calificación: le otorgan 8,6 puntos sobre 10.

Puntos a favor y en contra

Los puntos más favorables han sido los de la señalización (8 puntos), las playas (7,9), la limpieza (7,9) y la accesibilidad (7,8), mientras que el menos valorado ha sido el problema de los ruidos (6,8 puntos).

El regidor de Empresa y Turismo de la ciudad, Agustí Colom, advirtió del riesgo de la masificación turística: “esto alerta de un hecho que ya hemos señalado, y es que hay un turismo de masas que tiene efecto sobre los residentes”. Para el funcionario, el desafío de la administración de Ada Colau es “mantener a Barcelona como una ciudad atractiva que busca un turismo sostenible y responsable”, y citó que el ayuntamiento ya implementado medidas como el PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos) o la constitución del Consejo de Turismo y Ciudad.

Una ciudad segura pero cara

Casi el 40% opina que los precios son demasiado altos para los servicios que ofrece la ciudad, y sólo un 2,8% ha sido víctima de algún delito. De ellos, la mayoría tuvo un incidente en las Ramblas (con un 16,5% de los casos), lo que convierte a la calle más emblemática de la ciudad en la arteria más insegura. Sin embargo, la mayoría de los delitos denunciados han ocurrido en el transporte público (24,5%).

Ocho de cada diez turistas han provenido del extranjero, sobre todo de países de la Unión Europea. Un 16,3% son originarios de otros puntos de España, y el 1,3% de otras partes de Cataluña.

Barcelona es una ciudad que gusta, y el 52,5% de los 6.000 encuestados ya la habían conocido en otra oportunidad. De este grupo, el 39% estaba realizando su tercera o cuarta visita.