Louis Vuitton recupera el esplendor de la belle époque en París

LVMH ultima la remodelación de Le Samaritaine. Foto: Getty Images.

Louis Vuitton recupera el esplendor de la belle époque en París

El grupo propietario de Louis Vuitton recupera el glamour de las galerías La Samaritaine, que incluirán un hotel de ultra-lujo

Mar Nuevo

Madrid

21/11/2019 - 13:46h

Cerradas durante los últimos quince años, las parisinas galerías La Samaritaine, clasificadas como Monumento Histórico de Francia, volverán a la vida en 2020. Su propietario, el imperio del lujo LVMH, acelera la recuperación de este emblemático edificio para reabrirlo como un complejo con tiendas, un hotel, restaurantes y hasta un exclusivo spa de Christian Dior.

Ubicadas en el distrito 1, junto al río Sena y frente al Pont Neuf, las nuevas galerías serán una realidad el próximo mes de abril, tras una inversión de 750 millones de euros con los que devolver todo el esplendor a un lugar que un día fue la joya de las compras más selectas, entre hermosos frescos, mosaicos e imponentes escalinatas de hierro forjado de estilo Art Nouveau.

LVMH adquirió las galerías en 2001 pero tuvo que cerrarlas definitivamente en 2004 debido al estado del edificio y los potenciales riesgos de seguridad

[Para leer más: Recorriendo París puente a puente]

Quince años cerradas

Los cuatro edificios que forman parte del espacio fueron adquiridos por el grupo LVMH en 2001 con el objetivo de renovar el espacio y lograr un lugar verdaderamente distintivo para sus tiendas en una de las capitales de la moda por excelencia.

Sin embargo, el estado del edificio y los riesgos para la seguridad -se constató que los suelos originales de vidrio y el cableado eléctrico resistirían solo 90 segundos en caso de incendio- dio al traste con sus planes en 2004.

Comenzó entonces un largo periplo de obras y renovaciones, pero también objeciones administrativas y todo tipo de quejas a la reforma integral que exigía la restauración de los edificios, que integran varias estructuras de diferentes épocas y estilos, que van desde el siglo XVII hasta 1930. Como galerías comerciales, abrieron sus puertas por primera vez en 1869.

Un toque del siglo XXI

Así, y aunque se han recuperado prácticamente todos los elementos Art Nouveau del conjunto, entre ellos los baldosas, si bien ahora sustentadas sobre capas de hormigón, el proyecto incluye también innovaciones, como una gran pared de cristal ondulante en una de sus fachadas que firma el estudio japonés SANAA.

Le Samaritaine. Foto: Getty Images.
La cara más moderna de La Samaritaine. Foto: Getty Images.

Según explicó el director financiero de LVMH, Jean-Jacques Guiony, “La Samaritaine no tiene unidad arquitectónica, lo que no quiere decir que no tenga personalidad”. En ese sentido, añadió, “es apropiado que haya una potente nota arquitectónica del siglo XXI para completar esta nueva encarnación”.

El nuevo espacio comercial de 20.000 m2 tendrá alrededor de 600 tiendas

Desde su adquisición, por unos 225 millones de euros, se estima que LVMH ha gastado ya 750 millones en la renovación y adecuación de las galerías.

600 tiendas… y mucho más

Cuando se inaugure el próximo año, La Samaritaine será un centro comercial exclusivo con 20.000 m2 y alrededor de 600 tiendas, entre ellas todas las del conglomerado francés, pero también un hotel de la firma de lujo Cheval Blanc que contará con 72 habitaciones, 46 de ellas suites con vistas al Sena.

Con precios que superarán los 1.000 euros por noche, permitirán sin embargo disfrutar de la piscina de hotel más grande de París, un spa de la marca Dior y hasta tres restaurantes gourmet.

La nuevas galerías albergarán también un hotel de ultra-lujo de la firma Cheval Blanc con un spa Dior

También incluirán apartamentos sociales, guardería y oficinas en lo que Guiony definió como “un imán”, un proyecto mixto que atraerá a parisinos y turistas, gente que vendrá a vivir, a trabajar o a comprar.

¿Volveremos a los centros comerciales?

Si bien el modelo de los centros comerciales parece agotado en algunos lugares del mundo, con cierres que han afectado a grandes cadenas desde Macy’s en los EEUU a House of Fraser y Debenhams en el Reino Unido, el grupo LVMH apuesta en París por la venta minorista con la vista puesta en el turismo, concretamente los compradores chinos.

Según Bloomberg, las nuevas galerías incluirán un espacio para DFS, una agencia de viajes propiedad también de la firma de Bernard Arnault, y permitirá agilizar los trámites tax free para las compras libres de impuestos.

Los viajeros chinos aumentan cada año y, sobre todo, incrementan su gasto en la ciudad del Sena. Sin embargo, son cada vez más exigentes en la selección de productos, así como en la experiencia de compra.