Luces y sombras del turismo internacional en España

El turismo británico recupera fuerzas tras una caída en las visitas en el año. EFE

Luces y sombras del turismo internacional en España

Turespaña analiza las debilidades y fortalezas del turismo internacional. Habrá estabilidad de los principales mercados y un crecimiento de los emergentes

España cerrará el año con un volumen de visitas internacionales similar al del año pasado. Quizás no se supere el récord de casi 82 millones de visitas del 2017: entre enero y octubre llegaron 73,5 millones de personas (+0,5%), pero se consolida un modelo donde crece el gasto y en que el país apuesta por captar nuevos mercados emisores.

El Reino Unido seguirá liderando con comodidad como el principal colectivo, mientras que se espera que el alemán frene su sangría. Franceses e italianos mantendrán el volumen de visitas mientras que los organismos de turismo seguirán buscando a los visitantes que más gastan en sus estancias: los chinos, estadounidenses y rusos, que todavía representan una porción pequeña en el conjunto global.

Reino Unido

España se mantiene con firmeza como el principal destino de los británicos cuando viajan al extranjero, con 16,7 millones de llegadas hasta octubre. Pese a que representan una caída del –2,2%, el gasto sube el 2,5%.

Este colectivo “percibe a las vacaciones no como un lujo sino como una necesidad”, indican en Turespaña, donde el reclamo de sol y playa es la principal motivación para viajar.

Además de la recuperación de Turquía, Egipto y Túnez el organismo detecta un desvío de visitas a Portugal, Chipre y Grecia, en donde las incertidumbres por el “brexit” y la devaluación de la libra ralentizan las visitas.

Entre los británicos las vacaciones se perciben como una necesidad más que como un lujo

Su presencia es muy fuerte en Canarias (38% de todos los turistas son británicos) y en Baleares secundan a los alemanes.

El movimiento aéreo detecta que a pesar de un descenso del –3,8% en la venta de billetes hasta octubre, se espera un repunte del 5,4% hasta la próxima primavera.

Alemania

No es el mejor año para recibir a los alemanes: hasta octubre llegaron 10,3 millones (–4,8%), y también bajó el gasto (–2,5%).

Aunque España sea el primer destino elegido para los viajes largos, “la situación de los destinos competidores en el Mediterráneo ha dado un giro de 180 grados con respecto a los años anteriores”, analizan en Turespaña.

Si bien los alemanes destacan las playas, los paisajes y la hospitalidad española, critican las pocas opciones de deportes invernales y la baja conciencia medioambiental.

Los alemanes critican la poca conciencia ambiental de España

Uno de cada tres turistas en Baleares es alemán, y en Canarias llegan al 25% del total de visitantes. En diciembre se espera un fuerte incremento de las llegadas por vía aérea (+15,3%), pero luego vendrán meses de caídas que estabilizarán los registros a un crecimiento del 2,3%.

Francia

España se mantiene como el destino internacional preferido por los franceses, que suelen ser uno de los colectivos que más regresan al país: el 62% llegó a España más de diez veces.

Hasta octubre cruzaron la frontera 10,3 millones (+1,3%), pero su gasto creció cinco veces más, el +5,3%. Sin embargo el destino se considera ideal para vacaciones familiares y de bajo presupuesto.

El 62% de los franceses visitaron España más de diez veces

Para el año que viene Turespaña considera que desde Francia habrá tasas de crecimiento más moderadas que en las temporadas pasadas, debido a la competencia de África del norte.

Por ejemplo, entre diciembre y febrero, las visitas por vía aérea subirán el 2,9%, pero cabe recordar que la mayoría (63%) llega por carretera. Por esta razón Cataluña es el destino favorito, al atraer a cuatro de cada diez franceses que llega a España.

Italia

Como en el caso de Alemania, los italianos tienen a España como el destino favorito para las vacaciones largas. La oferta del turismo de compras y de visitas urbanas son los principales reclamos, aunque también es muy importante la atracción de la oferta de sol y playa española.

Para el invierno se aguarda un notable incremento de las visitas de Italia

A pesar de que Italia tiene famosos destinos costeros, la complicada orografía y la congestión de vehículos y visitas en muchos de ellos frena el turismo interno.

Los visitantes tienen una media de 39 años, una de las edades medias más bajas entre los principales colectivos emisores.

Hasta octubre llegaron 3,79 millones de italianos (+2,4%), con un incremento algo más leve en el gasto, del +3,6%. Pero para el invierno se espera un notable incremento de las llegadas aéreas, en torno al 17,5%.

Estados Unidos

El principal mercado fuera de Europa, los EEUU, es un país con un gran potencial pero difícil de conquistar. Sus viajes internacionales “están limitados por la fuerte competencia del mercado doméstico, los escasos días de vacaciones (de 10 a 15) y el bajo porcentaje de la población con pasaporte (menos del 45% lo tiene)”. Además los estadounidenses no consideran al turismo como una prioridad.

España queda en un quinto puesto de las preferencias, por detrás del Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Los estadounidenses no consideran al turismo como una prioridad

De tener un incremento del 31,8% en el volumen de visitas durante el 2017, para este año el crecimiento va más despacio: entre enero y octubre llegaron 2,59 millones de viajeros (+10,2).

Pero hay perspectivas de que la situación pueda mejorar, en parte debido al aumento de la conectividad aérea y las tarifas que descienden por la entrada de más compañías aéreas de bajo coste en vuelos de largo radio. De hecho, entre diciembre y febrero se espera un crecimiento del 19,8% en las plazas aéreas vendidas.

Rusia

La atracción de los turistas rusos por España se desinfla: de un incremento en las llegadas del 14,5% en 2017, hasta octubre la tasa de crecimiento era del 5,9%, con 1,1 millones de visitas.

El país es la tercera opción por detrás de Turquía y Tailandia, pero el resurgimiento de la nación otomana y la devaluación de su moneda jugarán en contra, vaticinan en Turespaña. De hecho para los próximos meses la venta de billetes aéreos crecerá el 5,9%.

Las llegadas de turistas rusos se están desinflando

Lo que es importante es el nivel de gastos del turista ruso, con un +12,7% de crecimiento el año pasado. Precisamente tres de cada cuatro dijeron que la principal actividad fueron las compras, seguidas por las visitas culturales.

China

Aunque se hable mucho del poder de compra del turista chino (en torno a los 946 euros por estancia), su impacto todavía es limitado: con apenas 514.777 visitas, solo representan el 0,85% del total.

España es el cuarto destino europeo preferido, pero hay datos que empujan al optimismo: las visitas en 2017 crecieron el 37,4%, impulsado por la agilización de los visados y la apertura de rutas aéreas: de dos rutas en 2016 ahora hay nueve.

Entre los viajeros chinos crece aceleradamente la llegada de turistas millennials de clase media-alta

En Turespaña detectan que el viajero chino es cada vez más independiente, y aumenta aceleradamente la llegada de turistas millennials de clase media-alta, “cuyo peso seguirá creciendo en los años venideros”.

Tres de cada cuatro optaron por el turismo de compras, seguidos por las visitas culturales y urbanas. En cambio los viajes de sol y playa apenas les interesa.

Para los próximos meses la venta de billetes aéreos confirman la expansión de este mercado, con un 26,3% de crecimiento.