Cinco maravillas arqueológicas de Perú (y ninguna es Machu Picchu)

Choquequirao tiene un tamaño similar al famoso Machu Picchu. Foto: Mi Perú.

Cinco maravillas arqueológicas de Perú (y ninguna es Machu Picchu)

Si agobian las multitudes en Machu Picchu sugerimos visitar esos cinco yacimientos de civilizaciones prehispánicas, en un fascinante viaje en el tiempo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

07/08/2019 - 16:11h

No hay dudas de que Machu Picchu es espectacular. La experiencia de subir a la antigua ciudadela sagrada de los incas y ver las ruinas en el valle rodeado de nubes es inolvidable. Pero hay otros sitios de esta civilización y otras culturas precolombinas que suelen ser pasadas por alto por el turismo.

Fortaleza de Kuélap

Una de ellas es la fortaleza de Kuélap, construida por entre 600 y 900 años antes que Machu Picchu por la civilización Chachapoya, que habitó la región de los Andes nororientales del actual Perú entre los años 800 y 1.400.

[Para leer más: Machu Picchu pone límites al turismo]

Esta construcción se encuentra en lo alto de una montaña a 3.000 metros de altura, y permaneció intacta durante generaciones debido a su difícil acceso.

Kuelap

La llegada de un funicular en 2017 permitió que el duro viaje hasta la ciudadela se pueda realizar en 20 minutos, donde se puede ver unas 420 casas circulares de piedra decoradas con detalles de rombos y líneas en zigzag.

También llama la atención sus murallas, que en algunos tramos llegan a los 19 metros de alto.

Chan Chan

Chan Chan fue la capital del reino Chimor, un sitio catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que llegó a ser la mayor ciudad construida en adobe de la América precolombina y la segunda del mundo.

Ubicada en la región costera cerca de la ciudad de Trujillo, en realidad son nueve ciudadelas divididas por murallas, que en su época de esplendor llegaron a tener 100.000 habitantes y una extensión de 20 kilómetros cuadrados.

Chan Chan fue la ciudad construida en adobe más grande de América

Actualmente se pueden distinguir sus casas, talleres, almacenes, templos piramidales, avenidas y comercios, con muchas paredes decoradas con grabados de animales, figuras geométricas y seres mitológicos.

Chan chan wall1

Además del buen estado de conservación del yacimiento cabe ver las ingeniosas obras hidráulicas que hizo este pueblo para garantizar la provisión de agua.

Caral

A 200 kilómetros al norte de Lima, Caral es uno de los sitios arqueológicos más interesantes de Perú. Sus restos demuestran que el lugar estuvo habitado hace 5.000 años, lo que la convierte en la ciudad más antigua del continente.

[Para leer más: Un tren de lujo para seguir las huellas de los incas]

Esta fue la primera civilización con una forma de gobierno y estructura social organizada de América, que se desarrolló entre el 3.000 y el 1.800 a.C.

Muchos de sus edificios fueron construidos con motivos rituales, con numerosos fogones para ofrendas; pero el hallazgo de varios restos arqueológicos confirmaron que la ciudad fue un importante centro económico en la región. Y pacífico, porque no se encontraron armas.

Piràmide i plaça de Caral

En el lugar hay siete pirámides de piedra, varias plazas, casas de sacerdotes y altos funcionarios y talleres. Muchas de sus construcciones tuvieron una influencia decisiva en otras culturas precolombinas que se desarrollaron generaciones más adelante.

Ollantaytambo

Al sur de Perú, más exactamente a 90 kilómetros de Cuzco, Ollantaytambo es uno de los ejemplos mejores conservados de la cultura inca, donde estuvieron presentes desde el siglo XIII.

Las sinuosas callejuelas de adoquines y piedras, el gran número de ruinas de casas y edificios ceremoniales, así como la complejidad de sus terrazas evidencian el avanzado desarrollo de esta civilización.

Ollantaytambo es una de las mejores muestras del urbanismo y la planificación de la cultura inca

En el lugar se sugiere visitar la antigua fortaleza y el Templo del Sol, que tiene unas espectaculares vistas del Valle Sagrado de los Incas.

ollantaytambo

Muchos de sus construcciones fueron reutilizadas por los conquistadores españoles, pero esta mezcla de estilos sintetiza cómo fue la historia y el choque de civilizaciones en la región.

Choquequirao

Con un tamaño y una estructura similar a Machu Picchu, Choquequirao se encuentra en el poblado rural de Cachora, en el valle de Apurimac.

La antigua ciudad inca fue un centro religioso y cultural importante, un nexo entre los poblados de la selva y las ciudades de Machu Picchu y Písac.

Choquequirao fue uno de los últimos bastiones de resistencia y refugio de los incas cuando la casa real huyó de Cuzco ante la invasión de los españoles.

Choquequirao fue uno de los últimos reductos de la resistencia inca ante la conquista española

El lugar fue inexpugnable durante 20 años, hasta que la ejecución de Túpac Amaru I en 1572 liquidó el movimiento.

Choquequiraoterrazas2

Las 1.800 hectáreas excavadas representan menos del 30% del total de la ciudad. El lugar está dividido en nueve zonas, y se supone que gran parte de las construcciones más importantes estaban destinadas a fines religiosos.

Las terrazas para afincar el terreno y otras obras de ingeniería sorprenden a los visitantes, al evidenciar el excelente dominio del terreno por parte de los incas para convertirlo en un enclave estratégico.