Madrid construirá su Broadway en Callao

Madrid construirá su Broadway en Callao

El Ayuntamiento comienza a dar licencias para instalar anuncios luminosos a las empresas

David Placer

Madrid

22/07/2014 - 01:55h

Plaza de Callao, Madrid.
El Ayuntamiento de Madrid quiere transformar la plaza de Callao, en pleno centro de la Gran Vía, en una copia de Broadway y Times Square. El equipo de la alcaldesa Ana Botella pretende que el eje tenga el color y la luminosidad de las grandes avenidas de Nueva York.

El gobierno municipal ha comenzado a aprobar las licencias a las empresas que desean desplegar grandes carteles en la zona, principalmente tiendas de gran consumo, ocio y almacenes, según ha podido saber este diario. Los nuevos permisos dan vía libre para que en la plaza proliferen más pantallas además de las que ya lucen el Palacio de la Prensa, los cines Callao y el histórico edificio Carrión con su colorido cartel de Schweppes.

El Ayuntamiento argumenta que los carteles luminosos permiten a los tres de los 13 cines que han sobrevivido en la zona a potenciar su actividad, aunque los nuevos permisos aprobados por el ayuntamiento no están dirigidos a este tipo de negocios, sino a grandes marcas de distribución.

El gobierno local no ha querido desvelar hasta ahora las empresas que han solicitado los permisos para la implantación de grandes pantallas LED, pero reitera que uno de los propósitos del plan es que los cines que persisten en la zona no cierren.
 
 
El gobierno local asegura que los permisos para pantallas buscan proteger a los cines, aunque han sido concedidas a grandes tiendas
 
El concejal de UPyD, Luis Mariano Palacios, ha criticado la falta de información del gobierno local acerca del plan bautizado como “Escenas Encendidas”. El concejal opositor quiso saber si los edificios de la zona, con gran valor artístico y arquitectónico, serán afectados o tapados por la instalación de las pantallas.

La coordinadora de la Oficina de Planificación Urbana, Beatriz Lobón, respondió que ningún edificio será taladrado para la colocación de los carteles luminosos y aseguró que su instalación será de forma “provisional” durante tres años.

La oposición municipal critica la falta de criterio del gobierno que ha permitido que durante los últimos años la Gran Vía pierda su espíritu de arteria cultural para convertirse en zoco de franquicias, cafeterías y tiendas de souvenirs de todo tipo.