Madrid cuela su transporte urbano entre los más rápidos del mundo

Solo una ciudad española y solo dos no europeas aparecen en el top10. Foto: Eleni Afiontzi | Unsplash.

Madrid cuela su transporte urbano entre los más rápidos del mundo

Un estudio de la Universidad de Turín revela cuáles son los transportes públicos más veloces en un listado que encabezan Berlín, París y Copenhague

Mar Nuevo

Madrid

29/08/2019 - 13:11h

A medida que las ciudades crecen y se expanden plantean nuevos retos de movilidad que han de tener en cuenta, además de los tradicionales medios de transporte, a nuevos actores como los coches, motos y patinetes eléctricos compartidos a la hora de conectar a sus millones de habitantes.

Las grandes ciudades del mundo cuentan con vastas redes de transporte urbano que se configuran, cada vez más, como alternativas más sostenibles y ecológicas frente al coche privado. Pero no todas tienen el mismo éxito en su planificación y uso.

Berlín, París y Copenhague encabezan el ranking. Solo Nueva York y Melbourne, en los puestos 8º y 10º, rompen en monopolio europeo

[Para leer más: Madrid frena el reinado del coche privado]

Las redes más rápidas

Una investigación de la Universidad Politécnica de Turín ha analizado las mayores redes de transporte público del mundo -atendiendo al metro y al autobús como medios de transporte principales- para determinar cuáles son las más rápidas y accesibles. Y Madrid se cuela en el top 10.

Desarrollado por los investigadores Indaco Biazzo, Bernardo Monechi y Vittorio Loreto y publicado en la revista Royal Society Open Science, el estudio corona a Berlín como la ciudad con una red de transporte más rápida, con 6,2 km/h de media, seguida por París, con 5,8 km/h.

Madrid se coloca en el noveno puesto, después de Copenhague, Helsinki, Atenas, Praga, Londres y Nueva York, y por delante de la australiana Melbourne.

Además, solo Nueva York, en el puesto número ocho, y Melbourne, en el diez, logran romper el monopolio europeo cuando se trata de velocidad media de viaje.

Madrid se coloca en el noveno puesto, después de Copenhague, Helsinki, Atenas, Praga, Londres y Nueva York, y por delante de la australiana Melbourne

En el otro extremo, Ciudad de México ostenta el puesto de la más lenta del ranking de 32 ciudades analizadas -entre las que no hay ninguna otra española-, con una media de 2,4 km/h.

Dimensión social

Según los autores de la investigación, “la aceleración del crecimiento urbano [en las últimas décadas] ha llevado a un nivel sin precedentes las interacciones e interdependencias urbanas”.

Además de la velocidad, el estudio se centró en otras variables que se derivan del diseño de las redes de transporte urbano, analizando también la accesibilidad en sentido amplio, para lo que se fijaron en datos como la cohesión de la red y el número de personas a las que beneficia.  

A través de ecuaciones matemáticas se crearon mapas isócronos que les permiten realizar las comparaciones y que pueden analizarse en línea a través de la web CityChrone.

En la variable más social, los investigadores analizaron diferentes aspectos, por ejemplo, tiempos de viaje extremadamente largos que perjudican a los trabajadores en las grandes áreas urbanas.

En este sentido, la conclusión del estudio anima a los planificadores a realizar mayores esfuerzos para encontrar soluciones de transporte más equitativas para los ciudadanos.