Madrid en agosto: descubre la capital más sexy de Europa

En Madrid no hay playa, hay mucho más que playa. Foto: Hotel Vincci The Mint.

Madrid en agosto: descubre la capital más sexy de Europa

No tiene playa y la mayoría de madrileños huyen este mes de la ciudad. A pesar de ello (o precisamente por eso) Madrid ofrece infinitos y apetecibles planes

Mar Nuevo

Madrid

16/08/2019 - 18:25h

Es un secreto a voces: Madrid es una de las ciudades europeas del momento. Lo dicen publicaciones como Monocle y Lonely Planet y lo decimos nosotros. Y agosto, cuando la diáspora veraniega deja sus calles más vacías y sus atractivos más accesibles, es un momento perfecto para saborearla.

En este recorrido de Madrid sin multitudes será más fácil conseguir una entrada para un espectáculo, pillar sitio en la terraza de moda, mezclarse con auténticos chulapos en las fiestas más castizas, comerse el helado del que todo el mundo habla y darse un chapuzón en las alturas en las piscinas más exclusivas.

Encontrar mesa en una de las terrazas de moda o las ya elevadas al rango de clásicas más deseadas es una de las ventajas más llamativas de Madrid en agosto

[Para leer más: Piscinas para tocar el cielo en Madrid]

Verás un Madrid alejada del ritmo frenético, de colas y empujones. Seguro que ya te hemos convencido pero, si no es así, sigue leyendo. Eso sí, si no quieres marcharte después no digas que no te avisamos.

Picalagartos, en el Nh Collection Gran Via. Foto NH Hotels.
Picalagartos, en el NH Collection Gran Via. Foto: NH Hotels.

Sal de ‘terraceo’

Encontrar una mesa libre en una de las terrazas de moda o las ya elevadas al rango de clásicas más deseadas es, sin duda, una de las ventajas más llamativas de Madrid en agosto.

En la zona de Malasaña y alrededor de la Gran Vía, auténtica arteria de la ciudad, encontramos muchas y sabrosas referencias para abandonarnos al terraceo capitalino

Los barrios de Malasaña y Chueca con su ambiente ecléctico y festivo son opciones seguras. Locales en la plaza del Dos de Mayor y Juan Pujol, o la calle del Espíritu Santo son algunos de los ejes a tener en cuenta. Allí se encuentra, por ejemplo, la Azotea Forus Barceló con su oferta de copas y picoteo healthy, y La Tita Rivera, un pequeño oasis en la ciudad con tapas de inspiración gallega y buen precio.

Ginkgo Restaurante Sky Bar. Foto: VP Plaza España Design.
Ginkgo Restaurante Sky Bar. Foto: VP Plaza España Design.

Alrededor de la Gran Vía, auténtica arteria de la ciudad, encontramos muchas y sabrosas referencias. No en vano se trata de la zona que más inauguraciones hoteleras acoge últimamente en la capital, con muchas y apetitosas terrazas coronando sus edificios, como el Picalagartos, en la octava planta del NH Collection Gran Vía y con vistas 360º a algunos de los tejados más emblemáticos de la ciudad.

Es también el caso de Ginkgo Sky Bar, la terraza de moda en el hotel VP Plaza España Design, el Jardín de Diana en el Hyatt Centric Gran Vía, Doña Luz, el roof top del nuevo del B&B Hotel Madrid Centro Puerta del Sol, y The Mint Roof, la terraza de Vincci The Mint, con su foodtruck -también verde mint, el color millennial por excelencia- donde sirve deliciosas propuestas traídas directamente del litoral español para hacernos sentir en un chiringuito playero pero sin dejar los tejados de Madrid.

The Mint Roof, la terraza de Vincci The Mint. Foto Vincci Hoteles.
The Mint Roof, la terraza de Vincci The Mint. Foto: Vincci Hoteles.

Tampoco hay que perder la vista la calle de Ponzano, aclamada -casi impracticable- durante todo el año y famosa para el afterwoork, siempre dispuesta sorprender con platos y tapas que fusionan la cocina tradicional con nuevos sabores.

[Para leer más: Las seis heladerías más originales para descubrir en Madrid]

Date un baño rozando el cielo

Aunque ya es bien sabido que en Madrid no hay playa, sí que hay espacios que se conjuran para que lo olvidemos mientras nos sumergimos en el agua y disfrutamos de lo que es, quizás, el mayor atractivo de la ciudad: su cielo.

NYX Hotel Madrid.
NYX Hotel Madrid, del grupo Rafael Hotels.

Es el caso de la piscina en la azotea del NYX Hotel Madrid, con fantásticas vistas y deliciosos cócteles para darse un homenaje y tomar un respiro tras una jornada recorriendo el corazón de la capital y que además nos alegra la vista con muestras de arte urbano mientras dejamos volar la mente con la Torre Picasso en el horizonte.

Es también el objetivo de Picos Pardos, la terraza del Bless Madrid, primer establecimiento de la marca urbana premium de Palladium, y cuya apertura ha sido un auténtico bombazo en la capital. Alberca, camas balinesas y vistas a los tejados del selecto barrio de Salamanca se combinan con picoteo que firma el mismísimo Berasategui.

La inauguración de Bless Madrid, primer establecimento de la nueva marca premium de Palladium, supuso también el desembarco del chef Martin Berasategui en la capital

Con el Retiro a tus pies, la piscina acristalada H10 Puerta de Alcalá te seducirá por sus espectaculares panorámicas de la calle Alcalá y sus cócteles, que disfrutarás desde la atalaya de tu hamaca. ¿Te hace un Negroni, un Cosmpolitan o un Tequila Sunrise? Pues este es tu sitio.

Picos Pardos sky lounge. Foto: Bless Hotel Madrid.
Picos Pardos sky lounge. Foto: Bless Hotel Madrid.

En Gran Vía, destaca la propuesta del Hotel Indigo Madrid Gran Vía, la única infinity pool en el centro de Madrid y, en la Playa Mayor, la azotea con piscina del nuevo Pestana Plaza Mayor, dentro del primer hotel en la historia abierto en el corazón de Madrid.

Ya elevadas entre los clásicos del verano encontramos las piscinas del Hotel Emperador, renovada en 2017 y que ofrece un elegante beach club diurno y cóctel bar desde el atardecer, o el Room Mate Oscar, que año tras año revalida sus atractivos desde el distrito de Chueca.

Pestana Piscina. Foto: Grupo Pestana.
No se puede estar más en el centro: piscina del Hotel Pestana Plaza Mayor. Foto: Grupo Pestana.

[Para leer más: Así es el primer restaurante de Martín Berasategui en Madrid]

Cultura al más puro estilo Madrid

Creado en 1985 por el alcalde Tierno Galván, y rediseñado en los últimos cuatro años, Veranos de la Villa se mantiene incombustible como propuesta cultural de calidad, capaz de seguir refrescando el agosto madrileño con renovada vitalidad y creatividad.

Hasta el próximo 1 de septiembre, locales y viajeros podrán seguir exprimiendo la faceta más artística de la capital con todo tipo de eventos, exposiciones y espectáculos donde caben todos los gustos y todas las expresiones.

En línea con los últimos tres años, la presente edición se extiende a todos los barrios, fuera de los límites de los más concurridos, y llega así a los veintiún distritos de Madrid, con una mayoría de eventos al aire libre y de acceso libre.

Veranos de la Villa. Foto: J.P. Gandul EFE.
Los Veranos de la Villa llevan la cultura a todos los rincones de Madrid. Foto: J.P. Gandul | EFE.

También podemos optar por una película al aire libre al más puro estilo americano en los autocines como el de Madrid RACE y las proyecciones que se organizan en el Hotel Emperador, La Casa Encendida, el Centro Cultural Conde Duque o Casa Corona.

¿Qué tal un museo? También con menos colas será más agradable darse una vuelta por el Museo Nacional de El Prado, que además celebra este año su bicentenario; el Museo Thyssen, con exposiciones como la de ‘Balenciaga y la pintura española’, o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.  

Además, siguen disponibles las muestras de PHotoESPAÑA 2019 y The Pink Floyd The Exhibition, esta última en IFEMA.